La Secuencia de la Estrategia Rberny 2021

La Secuencia de la Estrategia

Rberny 2020

Visión, estrategia, objetivos, tácticas, herramientas, he visto que la gente usa estos términos indistintamente para sonar bien y que parezca que conocen el vocabulario de estrategia y liderazgo, pero la verdad es que es muy fácil confundirlos.

¿De qué hablamos exactamente cuando hablamos de estrategia?

La clave para no equivocarse es pensar en el trayecto desde el largo plazo hasta el corto, ir desde el panorama general hasta los detalles del plan de acción y colocar en la otra punta tu visión del futuro, en el ámbito de empleado, tu objetivo puede ser convertirte en un líder que ayude a cambiar el mundo, esto está genial, ahora responde a la pregunta ¿cómo lo lograrás?

Aquí es donde se aplica la estrategia, que incluye las decisiones a largo plazo, cómo escoger qué camino vas a tomar: si te decides por el estudio en contabilidad en vez de medicina veterinaria, o si eliges estudiar para especialista en inteligencia artificial porque crees que esa será la próxima gran tendencia, el objetivo es cambiar al mundo.

Los Objetivos

Excelente, hasta aquí sabemos que ser estratega significa ser claro y proactivo al elegir lo que harás y especialmente, aunque muchos lo olvidan,” lo que no harás”, ¡¡¡entonces !!!; ahora es cuando, recuerda ya tienes la estrategia, es momento de pensar en los objetivos.

¿Cómo llevarás tu estrategia a la práctica?

¿Cómo la harás realidad?

Si quieres ser especialista en inteligencia artificial, obviamente quizá debas volver a la universidad, aun cuando, también tu meta pueda ser leer un libro sobre el tema a la semana durante el próximo año, el mensaje es, hay muchas formas posibles de llevar a cabo tu estrategia, por consiguiente, las que elijas serán los objetivos que deberás cumplir.

Para asegurarte de no perderte o distraerte, tus tácticas deben ser claras.
La Secuencia de la Estrategia

Si eres claro al plantearlos, podrás estar tranquilo y reconocerás mejor los progresos, considera que los objetivos pueden ser complicados, no alcanza con apuntarlos para actuar, entonces, actúa con los objetivos que son complejos y requieren un proceso, hay que establécerlo, divídelo y logra pequeñas metas, así lo conseguirás.

Para asegurarte de no perderte o distraerte, tus tácticas deben ser claras.

No digas que vas a leer un libro por semana y luego esperas que suceda mágicamente, no inventes, márcate en la agenda una hora cada mañana para leer antes de empezar a trabajar o traslada la lectura al transporte en vez de escuchar música.

Si quieres estudiar y obtener otro título, una táctica puede ser investigar con personas que ya estén cursando este programa para ver si te convence o con colegas que ya están graduados y que estén aplicando sus conocimientos laboralmente, investiga, prepárate a conciencia y realiza el examen de ingreso.

Tácticas

Las tácticas son las actividades concretas que llevas a cabo para alcanzar las metas, y así hacer realidad tu estrategia y tu visión de futuro, aplicándolo el pensamiento estratégico es una ventaja, pero para que sea posible debes aprender a embonar las piezas y a discernir qué metas y tácticas necesitas aplicar para hacer posible el éxito.

Recapitulando, el pensamiento estratégico nos parece una ocurrencia bonita y muy curiosa que podríamos poner en práctica cuando tengamos más tiempo, si aja, ya habrá tiempo, no hay que ser necios, tanto tú como yo sabemos que ese momento no llegará por sí solo, tienes que poner de tu parte, esa es una gran táctica.

¿Cómo tener tiempo para el pensamiento estratégico?

¿Cómo tener tiempo para el pensamiento estratégico?

Para empezar, apaga todos los ruidos.

Si cuando te trasladas al trabajo o vas al gimnasio escuchar música, podcasts o audiolibros, puede ser relajante, pero ten en cuenta que, en la historia de la humanidad, esto de llenar todos los momentos con distracciones e información de baja calidad es muy reciente, así que eso se los dejo a su criterio.

Táctica 1, una vez a la semana, apaga todo y quédate con tus pensamientos, conócete.

Reflexiona y usa ese tiempo para que la mente divague.

Divaga, pero no vueles, se inteligente y hazte las preguntas importantes de las que solemos huir:

¿Adónde quieres ir y si vas en la dirección correcta?

Si te das ese espacio de forma regular, descubrirás información tuya muy poderosa y así lograras algo de control de nuestro tiempo y cómo podemos ejercer de forma más prudente.

Tómate una hora a la semana.

No es lo mismo tomate una hora a la semana a tomate toda la semana, lo ideal sería un momento en que los demás no te demanden tanto, como los viernes por la tarde, cuando termina la semana, puedes apartar ese tiempo en la agenda todas las semanas y tenerlo como una obligación, como si te reuniras con otra persona, que sea tu tiempo de estrategia personal.

Prueba distintos lugares hasta que des con el correcto: puede ser tu escritorio o durante un paseo, decídelo tú y no lo hagas a un lado, protege ese momento y permítete dar un paso atrás para ver el panorama general, sin ser un dogma, pero muchas personas terminan arrepintiéndose de no darse un respiro.

Es difícil hacerse el tiempo, pero cuando lo hagas, lo disfrutarás y te beneficiará.

Para asegurarte que tu planeación cubra la perspectiva correcta, recuerda siempre tener en cuenta que no solo tienes que ver por la planeación directa de tu equipo o producto, te recuerdo, siempre necesitas contemplar a tu organizaciónuna organización competidora, el contexto de tu usuario y una manera alternativa con la que los empleados resuelven actualmente sus problemas, si obtienes esta información, entonces podrías decir que tienes un panorama amplio que considerar.

En tecnologías de la información, la mercadotecnia nos ha impactado, arruinando la manera en la que percibimos a nuestros usuarios, nos acostumbramos a pensar en ellos en bloques, de edades, de niveles socio económicos o estándares socio – culturales, ¿Como lo he solucionado?, es cuando entonces aplico el pensamiento estratégico y logró obtener el contexto que dispara una serie de necesidades generales para la compañía en beneficio de las tareas de los usuarios y sus afectaciones en el proceso de negocio, son personas con la camiseta puesta con sentimientos y habilidades para desempeñar con excelencia sus labores y como líder del área de tecnologías de la información me importan mis usuarios.

Si te propones una misión realmente inspiradora y loable, que sea ambiciosa pero alcanzable, trascendente pero medible y sobre todo humana, entonces tu gente va a hacer hasta lo imposible por hacer que esa visión, poco a poco, se convierta en la situación actual del negocio.

Pienso que el resultado del pensamiento estratégico, se debe de convertir en un documento de trabajo, de consulta, que sirva de referencia para ti, tu negocio y tu equipo, es el mapa para llegar a dónde quieres llegar, te aconsejo que reflexiones que de nada te sirve ese mapa si nunca vas haciendo ajustes a cada uno de esos componentes conforme vas aprendiendo y ejecutando los pasos que estableciste, adáptate de acuerdo a la información y apoyo de tu equipo.

Saludos

Firma2020Rberny
Firma2020Rberny

Bibliografía

NASH, John F. (1950). Equilibrium points in person games, Procedings from the National Academy of Sciences. USA – OMHAE, Kenichi. (1983). The mind of the strategist. Penguin Books, Harmonsworth.

PORTER, Michael E. (1985). Ventaja competitiva. Creación y sostenimiento de un desempeño superior. México: Compañía Editorial Continental S.A. de C.V.www.gestiopolis.com/…/pensamiento-estrategico-comprender-la-estrategia.htm.

ZEMELMAN, Hugo. (1992). Los horizontes de la razón. Uso crítico de la teoría. México: Anthropos Editorial y ZEMELMAN, Hugo. (1983). Historia y política del conocimiento. México: UNAM, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Villasmil M. Milagros, & Crissien B. Tito. (2015). Cambio de paradigma en la gestión universitaria basado en la teoría y praxis de la reingeniería/Change of paradigm in the university management based on the theory and praxis of reengineering. Revista Económicas CUC, 36(1), 126-142.

Naveros, J. y Cabrerizo, M. (2009) Plan de Negocio. Ediciones Vértice. Málaga- España.

OCDE (2005) The Definition and Selection of Key Competences. Executive Summary. Paris: OCDE.

Palacios, G. (2010). Emprendimiento social: integrando a los excluidos en el ámbito rural. Revista de Ciencias Sociales. Vol. XVI, No. 4.

Córdova, Y. (2011). Planificación Estratégica Situacional.

http://planificacinestratgicasituacional.blogspot.com.co/2011/07/segun-yadira-cordova_06.html

Banco Interamericano de Desarrollo BID (2006). Informe de Progreso Económico y Social (IPES). Publicación insignia del BID. IPES 2006 – La política de las políticas públicas. Coordinadores: Echebarria, Koldo, Payne, Mark, Stein, Ernesto H., Tommasi, Mariano.

http://www.iadb.org/es/investigacion-y-datos/publication-details,3169.html?pub_id=b-2006.

Buela-Casal, G.; Bermúdez, M.P.; Sierra, J.C.; Quevedo-Blasco, R y Castro, A. (2009). “Ranking de 2008 en productividad en investigación de las Universidades Públicas españolas”, Psicothema, Vol. 21, pp. 309-317.

Bueno Campos, E.; Salmador Sánchez, Mª P.; Merino Moreno, C. y Martín Castilla, J.I. (2006). Dirección Estratégica. Desarrollo de la Estrategia y Análisis de Casos. Pirámide, Madrid.

Corominas Subias, A. (2011): “Las encrucijadas estratégicas de la Universidad Pública Española”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 57-81.

Duncan, J.W; Ginter, P. y Swayne, L.E. (1998): “Competitive Advantage and Internal Organizational Asessment”, Academy of Management Executive, Vol. 12, nº 3, pp. 6-16.

Guerras Martín, L.A. y Navas López, J. E. (2007): La Dirección Estratégica de la Empresa. Teoría y Aplicaciones. Thomson-Civitas, Navarra.

Hitt, M.; R.D. Ireland y R.I, Hoskinsson (2012): Strategic Management Cases: Competitiveness and Globalization. South-Western, Cenpage Learning.

León Serrano, G. (2011): “Nuevos enfoques para la gestión estratégica de la I+D e innovación en las Universidades”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 83-108.

Llinas-Audet, X.; Girotto, M. y Solé Parellada, F. (2011): “La dirección estratégica universitaria y la eficacia de las herramientas de gestión: el caso de las universidades españolas”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 33-54.

Ramió-Matas, C. (2011): “La Administración que se espera para después de la crisis”, GICAPP Estudios Working Papers, nº 2., pp. 1-14.

Solé Parellada, X. (2011): “De la burocracia profesional a la tecnópolis: los desafíos estratégicos de la gestión universitaria”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 17-30.

Steward, A.C. y Carpenter-Hubin, J. (2001): “The Balance Scorecard. Beyond Reports and Rankings”. Planning for Higher Education, Winter, pp. 37-42.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)