• 52 722 2462370
  • ruben.guzman@rberny.com
  • Toluca, Estado de México
Empoderamiento de la Mujer
Empoderamiento e Igualdad de la Mujer

Empoderamiento e Igualdad de la Mujer

Rberny 2020 – 2021

En la actualidad definir el término de empoderamiento de la mujer, se ha convertido en una palabra de moda entre los profesionales, los líderes, en el ámbito empresarial, asociaciones o planificadores de desarrollo, sin embargo, he podido observar que se vincula mucho a cuando la mujer ya logró el éxito o está muy cerca de alcanzarlo y de esta manera se elimina la parte crucial:

¿Cómo desarrollar la cultura del empoderamiento de la mujer, si no se muestra el camino y solo el resultado final?

¿Cómo hacer para que las niñas y jovencitas exploten su potencial, sin verse discriminadas o alejadas de las mismas condiciones que tienen los hombres?

Tal vez, se ha eliminado la parte crucial y en su lugar, se haya transformado en una definición estrecha y restringida expresada por unos cuantos que curiosamente ya tienen el empoderamiento e influencia en los negocios que no miran hacia los nuevos valores.

Puede ser, no obstante, pienso que de forma sistemática debemos buscar mejorar la educación y la salud por la igualdad de género, en el mismo sentido de ideas el empoderamiento que vemos en algunos comunicados y eventos, muchos de ellos politizados, sirve a todos menos a las mujeres a las que se supone que deben ayudar (1).

Fiel a mi costumbre, realizo preguntas a lo largo de mis artículos, en este caso les pido reflexionemos sobre lo siguiente:

  • ¿Qué es el empoderamiento de la mujer?
  • ¿Cuáles son las desventajas del empoderamiento de las mujeres?
  • ¿Cuáles son sus efectos negativos?
  • ¿Qué es el empoderamiento económico de las mujeres?
  • ¿Cuáles son los puntos en contra del empoderamiento de las mujeres?
  • ¿Cómo ayudar a las mujeres?
  • ¿Cuáles son sus opiniones sobre el empoderamiento de las mujeres?
  • ¿Cuáles son algunos puntos a favor del empoderamiento de las mujeres?

Pues bien, quisiera darles un ejemplo: el altruismo y los proyectos de avicultura de la Fundación Gates, en este contexto su fundador Bill Gates ha insistido en que, dado que los pollos son animales pequeños que se crían cerca de la casa, son especialmente adecuados para “empoderar” a las mujeres Diablos  ¿qué podemos pensar?, ¿es un sí, pero no, te impulso o te escondo? a esto me refiero con lo que les mencione (1), de cualquier manera no se ha descubierto o comprobado que regalar pollos genere ganancias económicas a largo plazo y mucho menos emancipación o igualdad para la mitad de la población, mucho menos a las mujeres objeto de su nota, entonces considero que esta postura además de ser denigrante es ofensiva, recuerden los números nunca mienten, pero omiten.

Link de la fundación de Bill Gates: https://www.gatesnotes.com/Development/Why-I-Would-Raise-Chickens

Considero que, en este tipo de ayudas, se está eludiendo la verdad, ya no podemos negar que, sin un cambio cultural, legal y político, las estructuras que discriminan a las mujeres no se pueden alinear a una normatividad y cualquier avance que haga será insostenible, a veces las organizaciones de desarrollo en realidad invisibilizan a las mujeres al servicio de sus narrativas.

Regularmente se entregan informes por los profesionales del desarrollo humano que pueden señalar sesiones de capacitación, talleres y hojas de cálculo cargadas de entregables, como evidencia de otro proyecto de empoderamiento exitoso y ¿Qué, creen?, no es así, una, porque es información estadística y otra, porque no se le da seguimiento.

Para mí, el empoderamiento de las mujeres es un objetivo intrínseco de derechos humanos que tiene implicaciones para la salud y el bienestar de las mujeres y sus hijos, los cuales son una fórmula única, por lo que un reporte y medición de los resultados puede resultar deficiente y además ser un obstáculo en los esfuerzos de investigación actuales y no mejorar la medición del empoderamiento de la mujer.

Pienso que las investigaciones deben basarse en la teoría para construir modelos de medición, digamos, usar la teoría para construir dimensiones de empoderamiento y selección de indicadores, consecuentemente utilizar métodos analíticos que minimicen los juicios implícitos y los prejuicios, por ejemplo, no clasificar a las mujeres como empoderadas utilizando criterios específicos y recopilar información completa sobre el empoderamiento y paulatinamente ir complementando las medidas cuantitativas con entrevistas cualitativas para saber cómo y por qué se deben producir los cambios.

Para saber que el empoderamiento plantea, debemos tener consciente una serie de desafíos y proporcionar sugerencias para mejorar las prácticas de medición comunes, en consecuencia, fortalecerá los esfuerzos de investigación sobre las causas y consecuencias del empoderamiento deficiente, sin embargo, apoyando a impulsar el potencial de mejorar el bienestar de las mujeres y sus hijos.

Es hora de un cambio en la conversación sobre empoderamiento, considero que los programas de las organizaciones de desarrollo deben evaluarse sobre la base que en realidad permitan que las mujeres desde temprana edad se desarrollen con confianza y aumentar su potencial de modo que puedan crear una igualdad de género sostenible, en concreto la mujer debe contribuir con su empuje que las caracteriza a llegar a esa igualdad de género.

El Mundo y Su Realidad

En el escenario global, apoyar a no permitir el regreso a este modelo costumbrista y de cultura que disimula el empoderamiento, ya que aun cuando se diga que están cambiando su narrativa para influenciar a su cultura esta termina por reducir a las mujeres a las circunstancias de su victimización tradicional y continuar con el mensaje que la mujer debe persistir y ser la sobreviviente de violación, la viuda de guerra, la niña esposa, por lo que recalco, se debe descartar la idea de que los objetivos y las agendas de desarrollo no deben ser politizados apoyados en la cultura de cada país o región.

Estimados, el mensaje que quiero enviar, es que el concepto de empoderamiento de la mujer necesita un rescate inmediato y urgente de los salvadores de la industria del desarrollo y pensemos que el corazón del empoderamiento de las mujeres se encuentra la demanda de una hermandad global más sólida, en la que ninguna mujer quede relegada a la pasividad y el silencio y que sus opciones se limiten a las máquinas de coser y a las gallinas, ¡Por favor!

Recapitulando, las conceptualizaciones del empoderamiento de las mujeres a menudo destacan uno o más de una serie de conceptos interconectados de elección, opciones, control y poder, conceptos que aluden a la capacidad de las mujeres para tomar decisiones y afectar resultados de importancia para ellas y sus familias, es un proceso mediante el cual las mujeres pueden organizarse para aumentar su propia autosuficiencia, para afirmar su derecho independiente a tomar decisiones en cualquier campo y controlar los recursos que ayudarán en afrontar y eliminar su propia subordinación.

Para todo ser humano pensante, la expansión de la capacidad de las personas para tomar decisiones estratégicas en la vida es un contexto en el que dicha capacidad ha sido ampliamente aceptada y utilizada, este es el origen y de forma sobresaliente el empoderamiento de la mujer surge como una condición común y es el proceso de la autonomía o elección.

De esta manera cuando hablemos de que el empoderamiento de la mujer está en un proceso de concientización y con ello, se espera su pronta evolución, por este motivo, debemos establecer indicadores que pueden organizarse de acuerdo con el nivel o la esfera de operación, a nivel individual, familiar o poblacional.

Por ejemplo, el nivel individual incluye la autoestima y la auto-eficacia en este contexto, de igual manera considerar el nivel del hogar que incluye la toma de decisiones e indicadores relacionados con el mercado laboral, la educación y el estatus político y legal, consistentemente debemos estar conectados a la realidad que las dimensiones anteriores y el proceso de empoderamiento pueden operar en algunos niveles y no en otros.

Los niveles que siempre nos encontraremos en la mayoría de las medidas existentes de empoderamiento de la mujer se encuentran a nivel individual y de pareja, en este aspecto surgen dos disyuntivas y son que las mujeres pueden ser empoderadas o desempoderadas a nivel del hogar y esto queda tan oculto que no lo captan los programas de desarrollo, altruismo y gobiernos.

Cambiar el comportamiento mediante la participación de la familia y la comunidad, es necesario llevar la información en el ámbito de la comunidad para comenzar a cambiar las ideologías sociales y crear una red de aliados familiares, es fundamental que los homólogos masculinos vean y escuchen por sí mismos las contribuciones impactantes que hacen las mujeres cuando se les incluye en las conversaciones, sé que para algunos es bastante difícil, por ejemplo en México el machismo y la imagen de subordinación que durante años se expuso en los medios de comunicación y películas, donde se hace patente este daño.

Logremos que el impacto de este enfoque permita que nos escuchen en todo el ámbito social y político y con ello, garantizar que los esfuerzos sean dirigidos localmente e incluyan a mujeres, hombres y jóvenes para lograr la máxima sostenibilidad.

Mi convicción me lleva a pensar que una visión a largo plazo es fundamental para el empoderamiento de las mujeres, como les he comentado en mis anteriores artículos, es crucial dotar a las mujeres y las niñas de las aptitudes necesarias para un desarrollo eficaz en su hogar y en la fuerza de trabajo.

Considero que el desarrollo de la fuerza laboral para satisfacer la demanda del mercado es un paso preliminar para el empoderamiento, así como, la preparación de mujeres y niñas para puestos de dirección y liderazgo, por ende, convertirse efectivamente al lugar que les corresponde en la mesa como agentes de cambio.

Desarrollo de Liderazgo Femenino

En los dos últimos años, el diseño de programas de empoderamiento de la mujer en torno a este enfoque ha comenzado a generar cambios graduales entre las mujeres y la sociedad, es motivador observar que podemos preparar a las mujeres para que luchen por sus voces, lo cual significa fortalecer sus habilidades de liderazgo para desarrollar, articular y defender su visión de la paz y el desarrollo, al tiempo que las empodera para construir redes sólidas de mujeres a través de líneas provinciales, étnicas y religiosas, no obstante, los sistemas comunitarios y sociales deben desarrollarse y fortalecerse para dar cabida también a las mujeres, un componente del empoderamiento de las mujeres que a menudo se pasa por alto.

Para abordar este problema en su origen, se debe desarrollar prácticas inclusivas que creen espacios seguros para que las mujeres participen activamente y se comprometan con la sociedad, además, las instituciones deben fortalecerse y prepararse para una participación más significativa de la mujer, por supuesto, esto requiere transformar la percepción de la sociedad sobre la necesidad del empoderamiento de las mujeres y reconocer las inconmensurables contribuciones que pueden hacer, nuevamente, pienso que la educación es el primer paso para cambiar la mentalidad y empoderar a las mujeres.

Estaba escribiéndome con una de mis contactos sobre el nuevo artículo que estoy realizando y ella me preguntó:

¿Qué es el empoderamiento de todos modos?

En este sentido me di a la tarea de responder a su pregunta; cuando ella me detuvo en seco con lo que me dijo, me explicó que era muy tímida y que no creía que el empoderamiento fuera realmente para ella, además, parecía asustada por la idea del empoderamiento personal, como si fuera algo que pudiera convertirla en un hombre.

Entonces; le dije: en muchos casos, como el que estoy describiendo, las personas asocian el empoderamiento con el mundo de los negocios corporativos, el liderazgo y las formas en que las mujeres pueden competir con los hombres por trabajos, carreras y estatus, incluso en el lugar de trabajo, las ideas sobre el empoderamiento no son del todo precisas, esto no debe preocuparte, ya que todo se basa en la confianza en una misma, voluntad y coraje para hacer las cosas, en tu deseo de sobresalir, de vivir y no sobrevivir.

Esta es una de las razones por las que escribo de este tema, considero que el empoderamiento es una práctica de gestión de compartir información, para abrir conciencia con información de valor y no de propaganda, que esos falsos discursos de inclusión no te impidan tomar la iniciativa y tomar decisiones para resolver problemas y mejorar tu vida y mejores tu desempeño, se basa en la idea de brindar habilidades, recursos, autoridad, oportunidad, motivación, así como hacerte responsable de los resultados de tus acciones, ello contribuirá a tu competencia y satisfacción.

Terminé diciéndole: El empoderamiento es algo que tenemos que obtener al tomar la iniciativa, tomar decisiones y ser responsable, en realidad, todos somos capaces de realizar estas acciones en cualquier momento, no es algo que te brinde otra persona, como en un entorno empresarial, el empoderamiento de la mujer es algo que reclamas para ti misma, para tu vida.

¡Es muy posible que uno desarrolle sus propias habilidades, recursos, autoridad, oportunidad y motivación!

Es el proceso de volverse más fuerte y más segura, especialmente en el control de la vida y la reivindicación de los derechos, lo puedes experimentar en cualquier momento y en cualquier lugar y te sirve en más de un sentido, cuando entreno a líderes de TI y a otros hacia el empoderamiento personal, estas son las cosas en las que me gusta enfocarme:

Empoderamiento de la mujer aplicando autonomía personal

El empoderamiento comienza con algo que llamamos autonomía, también conocido como el derecho a actuar de acuerdo con lo que es correcto para ti y en cualquier momento dado, recuerden que esto significa que no importa cuáles sean tus circunstancias, tú puedes reclamar el poder de pensar y actuar de forma independiente, libre de control o influencia externos.

Por supuesto, esto puede ser difícil de aprender en un mundo donde la mayoría de las personas creen que están controladas por circunstancias externas, pero la realidad es que no lo estamos, por lo que, en cuanto antes retomemos nuestro autogobierno experimentaremos el poder personal.

Muy importante, la Libertad de Elección

Indudablemente está relacionado con la autonomía, entonces cuando la mujer reclama poder sobre sus pensamientos y acciones, es cuando se comprenderá la importancia de tu capacidad para tomar decisiones, de esta manera puedes ejercer el libre albedrío de una manera que apoye la mejor versión posible de ti, no lo olvides.

Una vez que asumas la responsabilidad de los resultados de tus decisiones, entonces también tendrás el derecho de cambiar de opinión sin necesidad de defender cómo o por qué, recuerda, al tomar decisiones libres de influencias, te convierte en la autora de tu propia vida.

Un gran tema, el amor propio y respeto propio

El respeto por una misma es el resultado del amor propio, implica cuidarse a sí misma primero; sabiendo que solo puedes hacer tu mejor esfuerzo cuando te sientes mejor, valorarse a una misma significa no permitir que las opiniones de otras personas moldeen la forma en que piensas sobre ti misma o influyan en tu forma de actuar.

Por su parte, el respeto propio ocurre cuando te mantienes fiel a ti misma y a tu naturaleza auténtica, es común, cuando estamos estrechamente relacionados con otros, como en un matrimonio o en una relación entre padres e hijos, así como, la cultura y la sociedad, en muchos aspectos hace que ustedes como mujeres posterguen sus necesidades, una mala práctica sin duda, no obstante, creemos que es necesario, pero cuando lo hacemos, terminamos sintiéndonos resentidas porque hemos agotado nuestros recursos personales, ¿cuál es su efecto?, nos volvemos disfuncionales y sin poder, ten siempre presente que el empoderamiento de la mujer significa que tomas el amor propio en serio y lo conviertes en una prioridad en tu vida.

Practica la conciencia personal

Conócete a ti misma y permite que seas el medidor de tu vida, escuchar tus pensamientos internos y ser honesta contigo misma, te lo aconsejo, ya que esto te ayudara a identificar el diálogo interno positivo o negativo y con ello, al negativo aprendes a contrarrestarlo con palabras de motivación e impulso muy tuyos, también te ayudará en las relaciones porque puede presenciar los efectos de tus acciones en los demás, igualmente puedes identificar áreas de su vida en las que deseas mejorar y darte crédito por las cosas que estás haciendo bien.

La conciencia te permite celebrar tus fortalezas y trabajar para convertirte en la mejor versión posible de ti.

Siempre he pensado que como humanos y padres de familia debemos proveer a nuestros hijos con las herramientas para poder discernir el curso por la vida, así como tomar decisiones y hacerse responsables de sus acciones, esto sucede desde su formación de niños y niñas, por el contrario, si somos erráticos en su educación y formación estamos creando el problema y nos convertimos en parte de él, les daré un ejemplo:

Un padre que golpea a su esposa enfrente de sus hijos o que ellos se enteren de alguna forma y no se realiza ninguna acción para remediar este asunto, la madre aguanta, el padre a veces se disculpa, los familiares son observadores mediocres de lo que sucede y no hacen nada, pues el resultado es que están creando un golpeador de mujeres en el caso de los niños y hacen a una mujer sumisa que piensa que los golpes son parte de todo, ya que nadie corrige este problema.

Como les mencione, el cambio implica cambio de cultura, darle a las mujeres y niñas lo más poderoso que hay y es el conocimiento, que sepan que tienen derechos, que no son parte del mobiliario, que por tradiciones retrógradas deben casarse a los 11 años, que su vida vale.

Capacitación en algún ramo en el que puedan desarrollarse, generando su bienestar y el de sus hijos, la mujer es muy capaz y adecuada para muchos trabajos en igualdad con los hombres y en muchos casos el resultado es mayor en la empleabilidad de las mujeres al de los hombres.

De esta manera le doy continuidad a mi proyecto de empoderamiento de la mujer, esta es la tercera publicación y me siento muy orgulloso de ello y seguiré picando piedra en la concientización, contribuir en la sensibilización de cuanta persona este a mi alcance, no me rendiré ante la soberbia de mujeres que no apoyan a las mujeres, de hombres que aparentan ayudar y desnudan con la mirada a sus iguales femeninas, por ello confió y tengo fe en mis redes sociales, en mis contactos, amigos, colegas y seguidores para llevar este mensaje a todos, por que en esto vamos todos.

Por favor comenta, llenemos este tema de ideas, eso hace una comunidad ayudarse entre todos.

Saludos

Bibliografía

Rafia Zakaria (@rafiazakaria) es columnista de Dawn y autora de “The Upstairs Wife: An Intimate History of Pakistan”.

Siga la sección de opinión del New York Times en Facebook y Twitter (@NYTopinion) y suscríbase al boletín de Opinión Today.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EnglishFrançaisDeutschEspañol
A %d blogueros les gusta esto: