• 52 722 2462370
  • ruben.guzman@rberny.com
  • Toluca, Estado de México
Gestión de TI
Computación en la Nube

Computación en la Nube

El término Cloud Computing ha ido generalizándose en los últimos años, primero en los medios especializados en tecnología y reservado para empresas de buen soporte financiero, sin embargo, la proliferación de esta tecnología ha logrado posicionarse en cualquier tipo de empresa no importando el tamaño, ha dejado palpable que el costo beneficio que han visto los ejecutivos y directivos de TI en los ahorros es representativo en contraste de tener que comprar la arquitectura para proporcionar este tipos de servicios, no obstante la decisión de implementación radica en lo que el negocio necesita para ser competitivo y estar a la vanguardia en el mercado, no es únicamente por ahorro en infraestructura, sistemas y personal, es la estrategia de la empresa y rumbo que esta defina.

La tecnología de los Sistemas de Información y el concepto de Cloud Computing, aunque todavía existe confusión sobre el significado exacto del término, así como sobre las diferencias que existen entre estas tecnologías y sus predecesoras, sobre lo que sí parece haber un consenso generalizado es acerca de la expectación que han despertado las supuestas ventajas de esta nueva forma de aproximarse a los servicios de la sociedad de la información, en otras palabras, la computación en la nube utiliza la conectividad y gran escala de Internet para hospedar los más variados recursos, programas e información, y permite que el usuario ingrese a ellos a través de cualquier equipo de cómputo, tablet o celular.

Como bien es sabido, la forma tradicional de construir un entorno de TI es mediante la adquisición de servidores, hardware, licencias e instalación del software necesario, sin duda todo esto representa un proceso largo y costoso, que implica una alta demanda de infraestructura y largos ciclos de implementación, este modelo de trabajo, tal como lo conocemos hoy en día está siendo reemplazado por nuevas tecnologías.

La computación en la nube, es un modelo que permite el acceso bajo demanda y a través de la red a un conjunto de recursos compartidos y configurables como redes, servidores, capacidad de almacenamiento, aplicaciones y servicios, que pueden ser rápidamente asignados y liberados con una mínima gestión por parte del proveedor del servicio, pensemos entonces que se elimina, la necesidad de grandes inversiones y costos fijos en TI y en definitiva, se transforma a los proveedores en socios de negocio, que ponen al alcance de los usuarios la capacidad de computación bajo demanda, sin preocuparse de cómo o dónde es generada y forma flexible e instantánea.

Una nube híbrida es un entorno TIC donde se combinan una o varias nubes públicas y privadas, con uno o varios entornos TIC locales o remotos, de forma que se permita que se compartan datos, aplicaciones y servicios de forma transparente y segura entre todos estos entornos, por lo que las organizaciones pueden mantener las aplicaciones y datos críticos para la compañía en infraestructuras locales protegidas a la vez que pueden obtener la flexibilidad y la capacidad que ofrecen las nubes públicas o privadas para el escalado de la capacidad TIC.

Es una tecnología que permite tanto a usuarios individuales como empresas, almacenar archivos y programas de forma remota, en lugar de utilizar discos duros y servidores, de hecho, hoy en día muchas personas utilizan la computación en la Nube sin darse cuenta, ya sea a través del trabajo o para uso personal, tenemos algunos ejemplos como pueden ser: el correo electrónico basado en web como Gmail, herramientas de comunicación como Skype, sitios de video como YouTube, compartir música en SoundCloud, icloud de Apple, Dropbox, etc.

El cloud computing trajo consigo innumerables ventajas y optar por un servicio en nube permite:

  • La reducción de costos con infraestructura: ya que elimina el gasto capital con compra de hardware y software, instalación y mantenimiento.
  • La economía de espacio: dado que los recursos permanecen almacenados online donde estén hosteados.
  • La centralización de la información: evitando que todos los datos se mantengan en distintos programas, con diferentes tipos de autenticación y formas de acceso.
  • El aumento o disminución acorde con la necesidad del cliente: gracias al poder de elasticidad que proporciona la cantidad ideal de recursos, almacenamiento y procesamientos.
  • El trabajo remoto: funcionarios de empresas pueden acceder a todos los datos a través de cualquier equipo conectado a Internet.

Aparte, podemos citar la calidad de la seguridad, la actualización automática del servidor, la usabilidad de las plataformas, los servicios de asistencia técnica y backups.

Entonces, la virtualización y la aparición de estas tecnologías dio paso a que proveedores tradicionales de servicios de Internet adoptasen el uso de software de computación en nube para aumentar su catálogo de servicios y convertirse en proveedores de aplicaciones, esto provocó un aumento exponencial de la demanda de cargas de trabajo al ser capaces de industrializar, agilizar y facilitar la provisión masiva de servicios TI a sus clientes a través de internet.

Tipos actuales de computación

Hay tres tipos principales de servicios de informática en la nube:

  • Infraestructura como servicio (IaaS): acceso a almacenamiento y capacidad de cómputo, es la categoría más básica y permite tener un contrato de infraestructura de TI con un proveedor de servicios en la nube (servidores y máquinas virtuales, almacenamiento, redes y sistemas operativos).
  • Plataforma como servicio (PaaS): ofrece a los desarrolladores herramientas para crear y hospedar aplicaciones web, por lo que está diseñado para dar acceso a los usuarios a los componentes que necesitan para desarrollar y utilizar con rapidez aplicaciones web o móviles, sin preocuparse por configurar y administrar la infraestructura de servidores, almacenamiento, redes y bases de datos subyacentes.
  • Software como servicio (SaaS): método de entrega de aplicaciones de software donde los proveedores de servicios en la nube hospedan y administran de forma integral las aplicaciones, de esta manera facilita tener la misma aplicación en todos sus dispositivos a la vez porque toda la inteligencia y datos de aplicación están alojados en la nube.

Inicialmente todos estos servicios de computación en la nube eran ofrecidos por sus fabricantes a través de internet (nube pública), si bien los proveedores empezaron a ofrecer su tecnología de nube de forma que pudiese ser instalada sobre infraestructura física privada para que los clientes pudiesen optar por desplegar su propia nube privada facturándolos bien en modalidad pago por uso, o bien mediante costos fijos en función de la capacidad asignada.

Recientemente Gartner publicó las que podrían serlas principales recomendaciones al día de hoy, a la hora de diseñar una arquitectura TI empresarial:

  • Utilizar un enfoque que permita crear una estrategia en la nube que ofrezca flexibilidad para las necesidades actuales del negocio, a la vez que respalde la innovación para las necesidades futuras, y la integración con los sistemas de información actuales de la compañía.
  • Desarrollar un marco de decisión estructurado que identifique casos de uso potenciales para la computación en la nube, analizando los beneficios y desafíos para cargas de trabajo de aplicaciones específicas.
  • Evaluar si la empresa debe construir sus propias capacidades de infraestructura de nube privada como servicio (IaaS) o plataforma como servicio (PaaS) y de qué manera.
  • Asumir que la empresa utilizará servicios en la nube de fuentes internas (nube privada) y externas (nube pública) de múltiples proveedores, y que se crearán procesos de seguridad, administración y gobierno para este entorno de nube híbrida.
  • Crear una estrategia multifacética para determinar cuándo volver a alojar, reescribir, reconstruir o reemplazar aplicaciones ofrece valor, y cómo se pueden generar nuevas aplicaciones usando principios de diseño optimizados para la nube y nativos de la nube.
  • Reconocer que la computación en la nube representa el modelo de mejores prácticas para crear servicios escalables de clase web para la entrega de aplicaciones, contenido o funciones de procesos comerciales a socios y clientes. 
  • Crear un centro de datos híbrido y ágil incorporando servicios simplificados de aprovisionamiento y con capacidades elásticas en cuanto sea posible.

Es importante adicionalmente gestionar a los proveedores de servicios en la nube de la misma forma que al resto de proveedores de servicios externos, acentuando el foco en los niveles de servicio y no solo en los precios.

Saludos

Firma2020Rberny

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EnglishFrançaisDeutschEspañol
A %d blogueros les gusta esto: