El Liderazgo es la Primera Estrategia del éxito Rberny 2021

El Liderazgo, la Primera Estrategia del éxito

El Liderazgo, la Primera Estrategia del éxito

Algunas de las emociones más evidentes en un clima de crisis como el que estamos pasando en esta pandemia es que nos llenan de estrés, confusión, sensación de descontrol, rabia y culpa, sin embargo es muy loable las personas que en esta adversidad, toman la responsabilidad y de igual modo, tienen comportamientos con apego a los contextos de crisis, es cuando surge la figura del líder, ellos son una pieza fundamental para promover la motivación, brindar la seguridad y la transparencia necesaria para mitigar las reacciones adversas y mantener un buen nivel de compromiso de la comunidad.

En este ámbito, la estrategia inicial es el liderazgo de los gobiernos, empresas y familias, saber a quién seguir, esto no es de ahora, ni por contingencia de salud, siempre ha existido, por ello les presento mis conceptos de liderazgo que he aplicado en mi carrera laboral.

Sentido de Urgencia.

Desde el inicio de mi carrera, de forma inesperada he visto obligado a desarrollar un sentido de urgencia en mi vida, personal y laboralmente empecé a notar cambios en la adquisición de responsabilidades y en el logro de objetivos, de acuerdo a ello puedo decir que me acostumbre y ahora habita en mi la capacidad de conseguir resultados, aprendiendo a diferenciar actividades prioritarias de actividades secundarias, enfocando todo los recursos y tiempo en lo que realmente es productivo.

Sin embargo, considero que en ese trayecto fue común confundir actividad con productividad, la falsa percepción que se basaba en el simple hecho de que tengas muchas cosas que hacer, no significa que seas productivo, esto lo comprendí al paso de los años, visualicé que son actividades que agregan poco valor por mucho que trabajes tu progreso será bajo.

Entonces al estar madurando el sentido de urgencia entendí que hacer las actividades bien hechas a la primera, es hacer por convicción actividades que generan valor y pude constatar que es una característica muy valorada en el mundo empresarial y comprendí también que podía beneficiar mi vida personal.

Es evidente que, al contrario de lo que se piensa, el sentido de urgencia no significa que tus niveles de estrés tengan que aumentar, por el contrario, conseguir resultados en menor tiempo de manera calmada te dará satisfacción y una buena reputación, no es hacer las cosas por hacerlas, en tecnologías de la información no es el clásico bomberazo.

De acuerdo con esto, me pregunte, ¿Cómo puedo reconocer su impacto sobre los demás?, definitivamente al realizar mis tareas con el sentido de urgencia adecuado y en poco tiempo, me permitió mostrar que con esta sencilla técnica en la colaboración es benéfica para todos, incluyendo siempre a todos los integrantes de mi equipo, para ello observe a los responsables y ejecutivos en mis primeros años laborando y me percate que comúnmente, un ejecutivo a menudo actuaba unilateralmente, por lo general siempre tenían urgencia solo con sus propias metas y actividades, anteriormente, no era vistos como alguien que trabajara en equipo, afortunadamente todos hemos evolucionado y mediante hay más información, cursos y personal preparado, se está erradicando el trabajar de esta forma, sin embargo personalmente me ayudó mucho a formarme como Líder en los trabajos donde he tenido la oportunidad de trabajar.

Recomiendo asesorar a tu equipo, para separar el sentido de urgencia de lo que realmente debe hacerse, es una tarea laboriosa, esto comprende definir un periodo de crecimiento organizacional, no cerremos el campo de acción con malas prácticas, como, por ejemplo: si un líder que antes era fuerte, ahora siente la necesidad de manejar todo él mismo y no comparte suficiente información ni toma de decisiones con su equipo, una disculpa ese no es un líder, es solo alguien que pusieron al frente de una responsabilidad.

Cómo liderar con eficacia

En el campo profesional es fácil distinguir a algunos trabajadores que destacan sobre otros, esto puede destacarse por habilidades particulares o porque con sus acciones logran dirigir todas las voluntades individuales hacia un objetivo común que permite la evolución de la empresa en la que se trabaja, puedo pensar que estos son los denominados líderes de equipo, su característica particular es nata, pero aun así deben de trabajar en ella.

Después del recuerdo, en la actualidad me encuentro con que todos los líderes enfrentamos el mismo problema:

Tener mucho que hacer, pero no contamos con el tiempo suficiente.

Desglosamos:

  • Mucho que hacer
  • No contar con el tiempo suficiente

Proponemos

  • Mucho que hacer, hay que evaluarlo con el sentido de urgencia.
  • No contar con el tiempo suficiente, distribución del tiempo, Gestión del tiempo.

Tengo la firme idea que estos dos puntos son sinodal del valor del liderazgo y en forma individual es tu diamante en bruto, en que consiste, en la cantidad de tiempo y energía determinados de los que dispones para orientar, gestionar y capacitar a los miembros del equipo.

Estos son conceptos producto de mi evolución gestionando personal, encontré cuatro formas de transformar el liderazgo individual al equipo y ser un líder eficiente y eficaz:

  • Dirigir a los miembros de tu equipo, medir madurez profesional (DAFO).
  • Asegurarse de que se lleva a cabo el trabajo (Supervisión, KPI´s).
  • Confirmar que se cumple con el trabajo (Calidad y puntualidad).
  • Ayudar al equipo a crecer (Desarrollo Profesional).

Para mí fue muy importante aprender a valorar si estoy empleando mi capacidad de liderazgo de manera sutil e inteligente, para ello, procuro analizar los resultados del equipo, visualizo la cantidad de trabajo y la calidad del trabajo, la puntualidad y los efectos en la motivación, así como las relaciones interpersonales y de esta forma como modificar la conducta del equipo si es necesario y por supuesto la mía para mejorar el rendimiento.

Los líderes debemos ser un ejemplo de responsabilidad para el equipo e impulsar al resto de la organización, es decir, tenemos que generar confianza y afianzar nuestra propia credibilidad, las acciones valen más que palabras vanas, en tu guía los miembros del equipo deben asumir las consecuencias de su trabajo, tanto individual como de equipo, sin embargo, recuerda el equipo es tu responsabilidad.

El asumir responsabilidades no es una cacería de brujas, no es estar buscando culpables, desde el liderazgo es primero solucionar y recuperar la continuidad, enseguida ver causas y factores y después hablas en privado con los integrantes de tu equipo, nunca, pero nunca llames la atención en público, puedes ser muy bueno organizando, tener un gran sentido de urgencia, pero si haces esto pierdes tu imagen de líder, es mucho más productivo que el equipo te siga, en vez de tenerte miedo y esto, tristemente pasa muy seguido.

Tanto los líderes como los miembros del equipo deben de asumir sus responsabilidades, si lo consideras con ello se crea una cultura de rendición de cuentas, que pasa a formar parte del compromiso de marca de la empresa, es una motivación intrínseca, desarrollando la responsabilidad a nivel individual, de equipo y empresarial, he notado que este noble proceso, muestra cómo asentar las expectativas de los empleados y crear motivación, esto es muy importante, un equipo motivado es un equipo fuerte, eficaz y efectivo, desde luego con esta práctica fortaleces la responsabilidad y magnificas los valores de tu organización y por ende se hacen coherentes.

Puliendo el diamante ¿Cómo liderar con eficacia?

Hay que tomar en cuenta que en todas las empresas siempre se exige calidad y cantidad en los resultados, eso es correcto y bastante acertado, pero como mencionamos los líderes tenemos un tiempo y energía limitados, entonces nos preguntamos:

¿Cómo puede hacer un líder para obtener mejores resultados sin tener que trabajar más?

Esto es un mal planteamiento, mejoramos la pregunta:

¿Cómo un líder logra los mejores resultados economizando recursos?

Pues bien, para ello, recomiendo en primera instancia analizar dónde estás invirtiendo el tiempo y el esfuerzo del equipo, para cuando tengas la certeza, continua con las ganancias que recibes de esa inversión, ¿Cómo se mide?, no es otra cosa que los resultados de los miembros de tu equipo que se acordaron en conjunto, los cuales están sujetos a indicadores de rendimiento, acordados de igual forma con el equipo.

La relación entre la inversión de tu tiempo y los resultados del equipo conforman el esquema de liderazgo para el equipo, ten muy presente esta estructura, ya que te ayudará a identificar las necesidades especiales de cada miembro del equipo, recomiendo que, si entiendes sus necesidades, podrás decidir mucho mejor cómo y dónde invertir tu tiempo y energía, para obtener los mejores resultados posibles.

Un beneficio adicional que me he encontrado al transmitir el tiempo de liderazgo al equipo, es que emergerán y podrás reconocer patrones de rendimiento en tu equipo, esto no se trata de categorizar o etiquetar a los empleados, sino de entender la relación entre tus interacciones con ellos y los resultados que obtienes, de igual manera, se pueden aplicar las técnicas de liderazgo que consideres más apropiadas, ya con alguna metodología, algo muy importante que se desprende de ello y por lo que debes estar muy atento es que a las personas, no a todos les gusta que se los trate de igual modo, por ello te recomiendo aplicar diferentes estilos de comunicación y de distribución de tareas para los distintos integrantes de tu equipo, observarás con ello que el tiempo y energía invertidos darán mejores resultados.

Procura evaluar a tu equipo de forma más práctica y darles consejos que puedan aplicar inmediatamente para mejorar, crea planes de desarrollo individual para ayudar a la próxima generación de líderes, no eres eterno y siempre vienen valores que están empujando, nuestra labor es generar líderes como les mencione, pero buenos líderes con sus equipos, con ello, serás capaz de identificar a quienes puedan tomar tu lugar en el futuro.

Mi concepto es:

Liderar con eficacia significa invertir tu tiempo y energía adecuadamente con todos los miembros del equipo para obtener los mejores resultados posibles, crear un plan para encauzar el tiempo y la energía de forma que todos puedan mejorar su rendimiento.

Debes motivarlos e inspirarlos a que asuman desafíos y debes aportarles claridad y ayudarles a superar los obstáculos a los que se enfrentarán, eso es un líder, no quien te dice que hacer y con los brazos cruzados te dice: “hazlo como puedas”.

Créate la cultura de que: “Cumplir con el trabajo significa controlar el progreso del equipo y compararlo con las metas y objetivos, corregir y arreglar los errores que hayan surgido y reparar los daños producidos por los fallos”.

Dirige al Equipo

De acuerdo a la historia hemos tenido lideres buenos o malos, si lo analizamos, cualesquiera de ellos te guían y dirigen en el trabajo y esto significa hacerlo bien o mal, pero se hace, bueno en mi experiencia dirigir el trabajo implica tres actividades:

Planificar

En mi concepto, significa establecer metas con el equipo y revisarlas, desde luego implica que debemos evaluar y aprobar las metas de los miembros del equipo cuando te las presentan, pero no debes encargarte de sus estrategias individuales ni de redactarles sus objetivos, ni tampoco de renegociarlos cuando les apetezca, se requiere firmeza.

Trasmitir tu visión

Comunicar una visión unánime a todos los integrantes del equipo a futuro de las metas y objetivos generales y prestar atención de las individuales, piensa que el liderazgo no tiene nada que ver con conducir ciegamente a las personas en función de tu visión como líder, sino en descubrir la visión dentro de cada persona y motivarlos a llegar a ella.

Priorizar o convertir metas individuales en prioridades del equipo

Es muy significativo tener en cuenta que para priorizar, debes considerar a todo el equipo, se deben planificar y decidir las prioridades más importantes y qué tareas no merecen la atención, ya que pueden ser reiterativas o parte de otros procesos, por supuesto se trata de una actividad rutinaria que no sirve de nada si se hace una sola vez o a nivel individual, esta debe ser continua en un periodo acordado con el equipo, de igual manera influye en la conciencia del equipo y de la responsabilidad a todos los miembros del equipo, como consejo: “No debes renegociar prioridades o replantearte las tuyas todo el tiempo”.

Relaciones Interpersonales

Utiliza tu posición para brindar una perspectiva más amplia a los miembros del equipo, pienso que coordinar no significa gestionar las relaciones interpersonales con miembros del equipo, interesados o con los socios de negocios, recuerda eso es responsabilidad de cada elemento que tenga su visión en las metas del equipo, por ejemplo, cuando conectes a las dos partes que deban realizar un esfuerzo juntos, hazte a un lado y no quieras ni intentes interceder en estas relaciones, deja que el integrante de tu equipo trabaje con las personas que le has presentado y colaboren en armonía.

Ayuda a tu equipo

Esto solo quiere decir, haz tu trabajo, la función primordial es asegurarse de que los miembros del equipo puedan hacer su propio trabajo, debes revisar sus planes y comprobar la presión de las decisiones que toman, cuidado con ello el decidir no implica tomar decisiones que ellos podrían tomar, no debes planificar por ellos y tampoco pueden desligarse de responsabilidades al delegar en ti las decisiones propias.

Algunos consejos para hacer tu trabajo

  • Nuevamente, hacer el trabajo implica ayudar a tu equipo con sus tareas.
  • Debes tomar decisiones, motivarlos y ayudarles a superar obstáculos.
  • Siempre debes tomar decisiones que vayan más allá de sus responsabilidades.
  • Debes motivarlos de forma ocasional, para ayudarles a superar nuevos obstáculos y desafíos, no eres su nana, deja que experimenten auto motivarse.
  • Debes proporcionarles metas y ambiciones, pero no lo hagas todos los días.
  • No debes motivarlos para que hagan las tareas rutinarias y menos aún inspirarles temor o miedo.
  • Debes aportarles claridad, ayudarles a lidiar con problemas que no sepan resolver y ayudarles a superar trabas nuevas o difíciles.
  • Ayudar no significa mediar en los conflictos que tengan con sus pares o asistirlos con los problemas cotidianos.
  • Recuerda que hacer el trabajo, no quiere decir que lo hagas tú.

Control del Progreso

Para controlar el progreso, necesitamos centrarnos en las metas, no sugiero un control constante sino excepcional, esto ayuda a mejorar la confianza en los miembros del equipo, se practicó, no controles cada tarea de los integrantes del equipo de forma individual, ni tampoco hagas un resumen de todas las tareas en las que trabaja tu equipo, haz que tu equipo adquiera la responsabilidad de trabajar en control, pero no les provoques estrés, por lo que la corrección de tareas debería ser algo ocasional, deberías tratar con errores que ocurren por primera vez y tratar con tacto las que se repiten una vez más, sin embargo para las que son una constante requiere de un cuestionamiento de la ruta a seguir y su análisis, puede que tu planteamiento no sea el adecuado, acepta tus errores.

Llegando a las Metas

Sin duda, cumplir con el trabajo significa que tú, como líder, debes controlar el progreso, corregir lo que deba arreglarse y reparar el trabajo que no se haya hecho correctamente, por experiencia te comento que todo esto te permitirá asegurarte de que tu equipo cumpla correctamente, entonces para cumplir con el trabajo, debes asegurarte de que tu equipo tenga calidad y se cumplan las obligaciones asumidas con aquellos a quienes tú rindes cuentas.

Desarrollo Profesional del equipo

En toda actividad hay recompensas, sin embargo, contribuir al crecimiento de tu equipo es de las más gratificantes, ya que significa formarlo, asesorarlo y ayudarles a avanzar en sus carreras, por lo que te recomiendo:

  • Obtén de la administración de la empresa inversión en formación para que adquieran nuevas capacidades.
  • Ayúdales a que apliquen los nuevos conocimientos en su trabajo cotidiano.
  • Identifica las deficiencias que puedan tener los empleados, recuerda, no debes ofrecerles formación para las habilidades que se supone que ya deberían tener.
  • Asesorar a tu equipo, ayudarles a superar los nuevos desafíos, brindarles apoyo para mejorar en sus tareas y también ofrecerles una opinión crítica cuando el momento lo amerite.
  • No debes proporcionarles una red de seguridad, ya que no puedes hacer un seguimiento constante de todas las tareas que les encomiendas.
  • Apoya con consejos útiles para sus carreras, sus planes de carrera, como líder, tu función no es redactarles su plan de carrera y tampoco es tu responsabilidad que ellos cumplan ese plan de carrera que les propones.
  • La responsabilidad más importante de un líder es formar a la nueva generación y para eso debes ayudarles a desarrollar sus carreras.
  • Por último, para mí la promoción se divide en dos tareas: ascender a los empleados para que alcancen un nivel superior y también promocionar su trabajo en toda la empresa.

Resultados

Es importante saber ¿Cómo conocer los resultados del equipo?, bueno además de saber administrar el capital de liderazgo, debes evaluar los resultados de los miembros de tu equipo en varias áreas transcendentales:

A.) Analiza la cantidad de los resultados en comparación con las expectativas.

B.) Evalúa la calidad de su trabajo final, también según lo que se esperaba.

C.) Analiza si han sido puntuales con su trabajo, si han cumplido los plazos.

D.) Evalúa los resultados intangibles de su conducta, por ejemplo: si contribuyen a la armonía en el trabajo en equipo y si contribuyen a mejorar las relaciones con los participantes externos.

E.) Incluye observaciones objetivas como la cantidad en relación con las metas y subjetivas como la contribución a las relaciones.

F.) Si conoces los resultados de tu equipo, sabrás qué ganas con la inversión de capital de liderazgo que haces con cada uno.

Busca la Excelencia

La calidad de los resultados, es un aspecto muy importante, te recomiendo intentar un equilibrio entre la cantidad y la calidad del trabajo de tu equipo, de esta manera, compara la calidad de su trabajo con tus expectativas, por lo que, al analizar la calidad, consideras si su desempeño cumple con las expectativas que has puesto a sus pares.

Te capacidad de observación debes identificar, si los clientes o socios tienen buenas opiniones respecto de su trabajo, otros factores a considerar en la búsqueda de la excelencia:

  • ¿Cumplen con las expectativas y plazos?
  • ¿Los demás le piden ayuda y valoran su experiencia del equipo y sus integrantes?
  • ¿Es capaz de negociar plazos realistas?
  • ¿Su trabajo es importante para la reputación de tu equipo?
  • ¿Las entregas son puntuales comparadas con el plazo que se ha marcado?
  • ¿Recibe buenas opiniones de los clientes sobre su puntualidad?

Cuidado, no todo es color de rosa, porque si el caso es contrario, si su trabajo es de baja calidad, es porque probablemente, está por debajo de las expectativas que has establecido para sus pares, de esta manera, los clientes puede que no lo hayan notado o que tengan una mala opinión sobre él, entonces se invierte la expectativa y quizá el resto de empleados evite trabajar con él y su calidad afecte negativamente a la reputación de tu equipo.

  •  ¿No ha podido cumplir las expectativas de sus pares en alguna oportunidad?
  • ¿En qué áreas no cumple?
  • ¿Renegociar los plazos de entrega constantemente?
  • ¿Los clientes no tienen opinión sobre él?
  • ¿Su trabajo recibe malas opiniones?

Un punto a recalcar es la puntualidad en la entrega de trabajos, recuerda que, si no entregas a tiempo, poco importa cuánto trabajes la calidad de tu trabajo, al evaluar el rendimiento de tu equipo, la puntualidad es un factor muy importante.

La Armonía del Equipo

Esta es una tarea constante de evaluación, ya que cuando se pierde la armonía, es muy seguro que le impacte al equipo y a su desempeño, entonces considera que, al evaluar los resultados, también observarás aspectos intangibles, como, por ejemplo:

  • El efecto que causa un empleado en la armonía del equipo.
  • ¿Hasta qué punto ese empleado contribuye a la armonía de su equipo?
  • Todos hemos tenido un compañero que tiene resultados excelentes, pero es bastante difícil trabajar con él o ella.

Lo intangible es importante, no lo dejes de lado y no le restes importancia, te recomiendo que analices su efecto en la armonía del equipo.

  • ¿El empleado es optimista?
  • ¿Le levanta la moral al equipo?
  • ¿El resto quiere trabajar con él?
  • ¿Es alguien reflexivo y solidario?
  • ¿Genera armonía y buena energía? ¿O es pesimista?
  • ¿Le baja la moral al equipo?
  • ¿La gente evita trabajar con él?
  • ¿Es egoísta y conflictivo?
  • ¿Le consume energía al equipo?

Nota:

La armonía no se incluye en las metas anuales del empleado, sino que es el resultado de los actos, siendo el líder del equipo debes de invertir tiempo en ayudar y asesorar a tu equipo en su conducta., para obtener un buen resultado, ayúdales a trabajar en la armonía dentro de sus equipos de trabajo, recuerda, si tú te concentras en lograr la armonía, ellos también lo harán, está demostrado que estarás invirtiendo la cantidad adecuada de energía y, a su vez, ellos aportarán a la armonía de todo el equipo general.

Relaciones externas al equipo

Dentro de un equipo, debes fortalecer las relaciones externas, propiciar que haya un buen ambiente y armonía no es suficiente, los miembros del equipo también deben forjar y afianzar relaciones con agentes externos, clientes y socios comerciales.

Para identificar si esta sucediendo, esas terceras personas deben tener una opinión positiva sobre los miembros del equipo, debes considerarlos representantes confiables del equipo y de ti mismo, esto se refleja en que los clientes deben solicitar trabajar con tu equipo.

Por el contrario, si tiene un bajo rendimiento, lo sabrás porque los clientes no sabrán quién es o tendrán una mala opinión de algún miembro del equipo o no los considerarán, porque no querrán trabajar con él, te comento que, con el paso del tiempo, las relaciones con los clientes se deteriorarán.

El buen desempeño significa más que entregar una calidad básica y resultados puntuales, ten presente que estas formando empleados de alto rendimiento, esto mismo fortalece la reputación del equipo, entonces analizar el desempeño, ten muy en cuenta los factores intangibles, quienes no tengan buenos resultados en esta área te harán perder demasiado tiempo en reparar los errores que cometen, por otra parte, quienes forjan relaciones te harán ahorrar mucho tiempo y energía.

Sé que existe mucha información en cuanto al liderazgo se refiere, lo que les presento en su mayoría es producto de la observación, estudio y análisis en 27 años de experiencia trabajando en equipos de distintos tipos, inicie en el área contable y hoy en día lo aplico en la gerencia de TI, me llena de orgullo este esquema de liderazgo que he desarrollado en este tiempo, para mí ha sido una gran herramienta para liderar con eficacia.

Recomiendo comprender mejor cómo debes liderar, actúa de inmediato, elabora tu esquema de liderazgo, eso te ayudará a obtener mejores resultados, gestionar los talentos y asignarles nuevos puestos y puede que te consideren un productor de talentos, les ayudas a crecer y logras ascenderlo a un puesto mejor, te sentirás orgulloso y te valorarán por saber gestionar a quienes tienen un buen desempeño y sobre todo el apoyo a quienes tienen un rendimiento bajo en vez de ignorarlo.

Espero sea de su agrado.

Saludos

El Liderazgo, la Primera Estrategia del éxito

Bibliografía

Anderson, Terry. Leadership: New Skills for an Extraordinary Future. Amherst, Mass.: Human Resource Development Press, 1992.

Bass, Bernard. “From transactional to transformational leadership: Learning to share the Vision.” Organizational Dynamics, vol.18 nº 3, pág. 10-31, 1990.

Bennis, Wad Nanus, B. Leaders: The Strategies of Taking Charge. Nueva York: Harper and Row, 1985.

Champagne, David W y Hogan, R. Craig. Supervisory and Management Skills: A Competency-Based Training Program for Middle Managers of Educational Systems. Publicado en forma privada,1979.

Clifton, Donald and Nelson, Paula. Soar with Your Strengths. Dells Book, 1992.

Kouzes, James y Posner, Barry. The Leadership Challenge. Jossey-Bas, 2002.

Lee, Chris. Followership: The Essence of Leadership in Training. Minneapolis: Lakewood Publications Inc., 1991.

Peters, Tom. Thriving on Chaos: Handbook for a Management Revolution. Nueva York: Harper Perennial, 1987.

Renesch, J (editor) New Traditions in Business: Spirit and Leadership in the 21st Century. San Francisco: Berrett-Koehler Publishers, 1992.

Aposta-Escola de Cooperativisme (2004). Test de Liderazgo (Kurt Lewin). Incluido en: Curs d’Habilitats Directives.

http://www.aposta.coop/cursos.html

Barahona, H., Cabrera, D.R.R. y Torres, U.E. (2011). Los líderes en el siglo XXI. Entramado. Vol. 7 (nº2), pág. 86-97.

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3942518

Carbó, J.M. y Pérez, M. (1996). El Liderazgo. En El Capital Humano y la Empresa: Los recursos humanos, la clave de la competitividad (Ed. Especial Cinco Días. Pág. 159-181). Madrid: Coopers&Lybrand.

Cardona, D. y Buelvas, S. (2010). Medir el clima organizacional: Preocupación legítima y necesaria por parte del management. Saber, Ciencia y Libertad. Vol.5 (nº2), pág. 141-150.

Castaño, R. (2013). Un Nuevo Modelo de Liderazgo por Valores (Tesis Doctoral).

http://dspace.uah.es/dspace/handle/10017/20002

Cuadrado, I. (2001). Cuestiones teóricas y datos preliminares sobre tres estilos de liderazgo. Revista de Psicología Social. Vol.16 (nº2):

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=111965

Durán, M. y Lara, M. (2001). Teorías de la Psicología Social. Cuadernos Hispanoamericanos de Psicología. Vol.1 (nº2), pág. 23-44.:

http://www.uelbosque.edu.co/sites/default/files/publicaciones/revistas/cuadernos_hispanoamericanos_psicologia/volumen1_numero2/articulo_2.pdf

García, J. (1994). Nación, Identidad y Paradoja: Una perspectiva relacional para el estudio del nacionalismo. Reis. Vol.2 pág. 165-183:

http://www.jstor.org/stable/40183739?seq=1#page_scan_tab_contents

Garrido, A. y Álvaro, J.L. (2007). Psicología social: Perspectivas Psicológicas y Sociológicas. (2a ed.).

Madrid: McGraw-Hill.

Gómez-Rada, C. A. (2002). Liderazgo: conceptos, teorías y hallazgos relevantes. Cuadernos Hispanoamericanos de Psicología. Vol.2 (nº2), pág. 61-77:

http://www.uelbosque.edu.co/sites/default/files/publicaciones/revistas/cuadernos_hispanoamericanos_psicologia/volumen2_numero2/articulo_5.pdf

Guibert, J. (2010). Cooperativismo, empresa y universidad. In memoriam de Dioniso Arazadi Tellería SJ. Bilbao: Universidad de Deusto.

Human and Partners (2013). Glosario. Sevilla: Human&Partners.:

http://humanandpartners.com/glosario/

Melià, J.L.; Chisvert, M. y Pardo, E. (2001). Un Modelo Procesual de las Atribuciones y Actitudes ante los Accidentes de Trabajo: Estrategias de medición e intervención. Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, Vol.17 (nº1), pág. 63-90.

Parales-Quenza, C.J. (2010). El error fundamental en psicología: reflexiones en torno a las contribuciones de Gustav Ichheiser. Revista Colombiana de Psicología. Vol. 19 (nº2), pág.161-175.

http://www.revistas.unal.edu.co/index.php/psicologia/article/view/14415/34431

Peris, R. (1998). El liderazgo en las organizaciones: un acercamiento desde las teorías implícitas (Tesis doctoral).

http://www.tdx.cat/handle/10803/10522

Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua española. (23ª ed.).

http://lema.rae.es/drae/?val=lider

Sánchez, J.F. (2010). Liderazgo: Teorías y aplicaciones. Salamanca: Universidad Pontificia de Salamanca.

Schellenberg, J. (1978). Los fundadores de la psicología social. Madrid: Alianza.

Siliceo, A., Caseras, D. y González, J. (1999). Capítulo 4: Cultura Organizacional y Liderazgo. En Liderazgo, Valores y Cultura Organizacional. Primera Edición, pág. 127-162.

http://cvonline.uaeh.edu.mx/Cursos/Especialidad/TecnologiaEducativaG12/Modulo05/PDF/Cultura_organizacional_y_liderazgo.pdf

Vázquez, I. (1990). Empresa y grupo (1ª edición). Barcelona: EADA.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)