• 52 722 2462370
  • ruben.guzman@rberny.com
  • Toluca, Estado de México
Estrategia de TI
La Herencia Filosófica de Cuestionarnos, ¿Por qué?

La Herencia Filosófica de Cuestionarnos, ¿Por qué?

Rberny 2020 Pensamiento Estratégico

Si nos analizamos como personas, vamos a encontrar que pasamos mucho tiempo de la vida acatando órdenes, por ejemplo: un niño se la pasa cuestionando a la maestra y preguntando:

¿Por qué llueve?, ¿Por qué la mamá cuida a su cría? ¿Tengo huesos?, ¿Que son los huesos?, ¿Por qué debo estudiar matemáticas?, etc., etc.

Es condición de vida, toda tu vida serás así, algunos pensaran que puede ser muy difícil cambiar la forma de pensar al entrar en el mundo laboral, no sabemos que puede cambiar para perder la filosofía de querer saber, de hecho, durante un tiempo ni siquiera parecerá necesario, he observado que, al inicio de la carrera profesional, te valoran y te ascienden si logras resolver las tareas rápido y ejecutar órdenes.

Por ejemplo:

  • Escribir tal informe respetando el formato, esto es fácil, lo diseñas en Word o PowerPoint.
  • Procesar tal reclamo de un cliente, o enviar la paquetería y esto es fácil, fácil y fácil.

Pero ser bueno para cumplir órdenes puede inducir a errores, una falsa expectativa de tu alcance.

¿Por qué?

Al principio de los tiempos te irá bien, pero si sigues así, tu carrera se estancó y al final entrará en declive, aquí algo muy bueno de Marshall Goldsmith, formador ejecutivo, considera que lo que te sirvió para llegar aquí no te servirá para ir más allá.

Te será muy útil al comienzo de tu carrera adoptar un pensamiento estratégico y será obligatorio más adelante, te recuerdo, es un valor necesario para los líderes, una destreza que debes adquirir.

Ahora si veremos: ¿Cómo se hace?

Sé claro

No es una actividad aislada en la que creas una estrategia para seguir por siempre, es muy importante que pienses que las condiciones cambian, y debes cambiar tu estrategia también, sistemáticamente debes acostumbrarte a pensar estratégicamente, a revaluar la información nueva y a adaptarla a las necesidades.

Para ser claro y ejercitar el pensamiento estratégico, piensa en cómo puedes aprovechar las actividades, aplica la filosofía del por que y cuestiónate todo.

Si haces preguntas específicas sobre hábitos y prácticas con un objetivo claro, muchas veces podrás descubrir ideas nuevas y métodos que otros ni se habían planteado.

¿Por qué tenemos dos formularios?, ¿Por qué cada quien tiene su versión de datos en Excel?, por que no se atienden las quejas, ¿Cómo es el proceso de soporte de calidad?, etc., etc., etc.

EL resultado a las preguntas concretas pueden descubrir un gran potencial sobre cualquier tema, luego, observa los resultados, te puedo decir que en mi experiencia, la vida empresarial de hoy se basa en hacer, moverse rápido, lograr objetivos inmediatos, por supuesto que eso es importante, sin embargo, mal aplicado puede hacerte perder oportunidades, si te pasas todo el tiempo completando tareas, no observas a los demás, de quienes puedes aprender, ni a ti mismo, por lo que no podrás mejorar el rendimiento y lo más grave es que no prestaras atención al panorama general, a las macro tendencias, a la forma en que se ensamblan las piezas de la empresa.

Ver lo que los demás no notan puede darte información excepcional sobre cómo y dónde tu empresa y tú, podrán lograr ventajas estratégicas del negocio en el mercado.

“Tener una idea revolucionaria no solo lleva tiempo, sino espacio”

Tenemos que despejar la cabeza, aprender a estar presentes, así como tener la inteligencia de reflexionar sobre nuestras experiencias, probar ideas nuevas y pensar, por ejemplo, la creatividad aparece de esta forma, debes cuestionar, observar y reflexionar para empezar a interiorizar la idea del pensamiento estratégico.

La estrategia no solo está pensada para las empresas, sin embargo, todas las empresas necesitan una estrategia:

  • Primero vamos a expandirnos a Centroamérica y luego a Europa.
  • Promovemos el sedán austero y damos más facilidades con el de lujo.
  • Recortaremos la producción en un 50 por ciento y nos concentramos solo en la producción que dé más ganancias de acuerdo al prototipo.

Son todas posibles decisiones estratégicas sólidas para una empresa, en efecto, en la realidad no solo las empresas necesitan estrategias, los equipos también deben tener sus propias estrategias para poder poner en práctica los objetivos de la compañía.

No nos distraemos en que es primero la gallina o los hot cakes, reflexionemos con el primer ejemplo:

Estratégicamente se tomó la decisión de expansión a Centroamérica y Europa, esto mueve a los equipos, en el caso de Recursos Humanos deberá contratar empleados que hablen español e inglés, después para Europa español y alemán.

El equipo de operación debe facilitar las ubicaciones con servicios para oficinas en las principales ciudades de los países de Centroamérica, por su parte el equipo de Marketing empezará a formar grupos de discusión regionales, podemos visualizar que el beneficio colateral es que todas esas tareas son organizadas por equipos con su propia estrategia, por supuesto, les quitan tareas y tiempo a otras.

En cualquier decisión estratégica, va implícito, que también es una decisión individual, entonces para llegar a la efectividad máxima en el trabajo, debes comprender perfectamente la estrategia de tu empresa y la de tu equipo.

Bueno hasta ahora es evidente que tu propia estrategia y la forma en que inviertes el tiempo deben tener sinergia con los objetivos importantes de tu organización, a este momento, los altos cargos deben verlo y darse cuenta de que tienes éxito con el liderazgo de tu equipo y en la implementación de la estrategia corporativa.

De forma personal comentó, tengan en cuenta que el pensamiento estratégico no solo se refiere a la forma en que inviertes tu tiempo en el trabajo, sino que también influirá en toda tu carrera, no solo en el trabajo que tienes ahora, por lo que te recomiendo que te preguntes dónde quieres estar de aquí a tres o cinco años y si trabajas para estar en ese camino.

Te recomiendo que aprendas más destrezas, para que aumentes las posibilidades de llegar ahí, o en su caso puedes adquirir más experiencia en el ámbito internacional u ofrecerte a liderar una gestión de cambio, te aseguro que, si planificas tu carrera con una estrategia a largo plazo, las recompensas serán enormes más adelante.

“El pensamiento estratégico como factor crítico de competitividad empresarial”

Pero eso no ocurre, no pienses tan ligero y cómodo, debes hacerte el tiempo, tomar tiempo de tu agenda para dedicárselo, interioriza la idea del pensamiento estratégico piensa que otros están trabajando en lo que tú no quieres.

Si te propones una misión realmente inspiradora y loable, que sea ambiciosa pero alcanzable, trascendente pero medible y sobre todo humana, entonces tu gente va a hacer hasta lo imposible por hacer que esa visión, poco a poco, se convierta en la situación actual del negocio.

Pienso que el resultado del pensamiento estratégico, se debe de convertir en un documento de trabajo, de consulta, que sirva de referencia para ti, tu negocio y tu equipo, es el mapa para llegar a dónde quieres llegar, te aconsejo que reflexiones que de nada te sirve ese mapa si nunca vas haciendo ajustes a cada uno de esos componentes conforme vas aprendiendo y ejecutando los pasos que estableciste, adáptate de acuerdo a la información y apoyo de tu equipo.

Saludos

Firma2020Rberny

Bibliografía

NASH, John F. (1950). Equilibrium points in person games, Procedings from the National Academy of Sciences. USA – OMHAE, Kenichi. (1983). The mind of the strategist. Penguin Books, Harmonsworth.

PORTER, Michael E. (1985). Ventaja competitiva. Creación y sostenimiento de un desempeño superior. México: Compañía Editorial Continental S.A. de C.V.www.gestiopolis.com/…/pensamiento-estrategico-comprender-la-estrategia.htm.

ZEMELMAN, Hugo. (1992). Los horizontes de la razón. Uso crítico de la teoría. México: Anthropos Editorial y ZEMELMAN, Hugo. (1983). Historia y política del conocimiento. México: UNAM, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Villasmil M. Milagros, & Crissien B. Tito. (2015). Cambio de paradigma en la gestión universitaria basado en la teoría y praxis de la reingeniería/Change of paradigm in the university management based on the theory and praxis of reengineering. Revista Económicas CUC, 36(1), 126-142.

Naveros, J. y Cabrerizo, M. (2009) Plan de Negocio. Ediciones Vértice. Málaga- España.

OCDE (2005) The Definition and Selection of Key Competences. Executive Summary. Paris: OCDE.

Palacios, G. (2010). Emprendimiento social: integrando a los excluidos en el ámbito rural. Revista de Ciencias Sociales. Vol. XVI, No. 4.

Córdova, Y. (2011). Planificación Estratégica Situacional.

http://planificacinestratgicasituacional.blogspot.com.co/2011/07/segun-yadira-cordova_06.html

Banco Interamericano de Desarrollo BID (2006). Informe de Progreso Económico y Social (IPES). Publicación insignia del BID. IPES 2006 – La política de las políticas públicas. Coordinadores: Echebarria, Koldo, Payne, Mark, Stein, Ernesto H., Tommasi, Mariano.

http://www.iadb.org/es/investigacion-y-datos/publication-details,3169.html?pub_id=b-2006.

Buela-Casal, G.; Bermúdez, M.P.; Sierra, J.C.; Quevedo-Blasco, R y Castro, A. (2009). “Ranking de 2008 en productividad en investigación de las Universidades Públicas españolas”, Psicothema, Vol. 21, pp. 309-317.

Bueno Campos, E.; Salmador Sánchez, Mª P.; Merino Moreno, C. y Martín Castilla, J.I. (2006). Dirección Estratégica. Desarrollo de la Estrategia y Análisis de Casos. Pirámide, Madrid.

Corominas Subias, A. (2011): “Las encrucijadas estratégicas de la Universidad Pública Española”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 57-81.

Duncan, J.W; Ginter, P. y Swayne, L.E. (1998): “Competitive Advantage and Internal Organizational Asessment”, Academy of Management Executive, Vol. 12, nº 3, pp. 6-16.

Guerras Martín, L.A. y Navas López, J. E. (2007): La Dirección Estratégica de la Empresa. Teoría y Aplicaciones. Thomson-Civitas, Navarra.

Hitt, M.; R.D. Ireland y R.I, Hoskinsson (2012): Strategic Management Cases: Competitiveness and Globalization. South-Western, Cenpage Learning.

León Serrano, G. (2011): “Nuevos enfoques para la gestión estratégica de la I+D e innovación en las Universidades”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 83-108.

Llinas-Audet, X.; Girotto, M. y Solé Parellada, F. (2011): “La dirección estratégica universitaria y la eficacia de las herramientas de gestión: el caso de las universidades españolas”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 33-54.

Ramió-Matas, C. (2011): “La Administración que se espera para después de la crisis”, GICAPP Estudios Working Papers, nº 2., pp. 1-14.

Solé Parellada, X. (2011): “De la burocracia profesional a la tecnópolis: los desafíos estratégicos de la gestión universitaria”, Revista de Educación, Vol. 355, pp. 17-30.

Steward, A.C. y Carpenter – Hubin, J. (2001): “The Balance Scorecard. Beyond Reports and Rankings”. Planning for Higher Education, Winter, pp. 37-42.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EnglishFrançaisDeutschEspañol
A %d blogueros les gusta esto: