• 52 722 2462370
  • ruben.guzman@rberny.com
  • Toluca, Estado de México
Liderazgo
Establece y Cumple Tus Objetivos

Establece y Cumple Tus Objetivos

Rberny 2020

Para quienes me conocen, también los que me han leído en mi blog o en la red de profesionales de LinkedIn y en redes sociales, sabe que soy un apasionado de la tecnología, sin embargo, también del Liderazgo en todas sus formas, lo fomento y constantemente escribo artículos para que las nuevas generaciones puedan tener un panorama amplio de como ser un buen líder.

Cuando tienes ideales y objetivos que quieres cumplir no hay nada que te detenga, así que vamos a ver por que te ayudara el establecer y cumplir sus objetivos profesionales.

Es bastante común que muchas personas prueben lo que es establecer metas y no alcanzarlas, ya es algo obsoleto el hacer promesas al fin de año y no representa más que una máscara para nuestros familiares y amigos, ya que muy pocas las soporta nuestro inconsciente y nunca se cumplen, no obstante con las estrategias apropiadas, incluso los objetivos profesionales más ambiciosos son alcanzables, puede ser desde un gesto muy básico o hasta la identificación de qué es lo más importante para ti y eso te presentara algunas estrategias específicas para conseguir tus objetivos, claro, todo basado en el conocimiento que tengas de tu persona.

Hay que ser honestos, todos queremos obtener grandes logros profesionales, pero es imposible si no tenemos metas claras y un buen plan para alcanzarlas, recuerden mi intención es ayudar, para mí es un gusto poder compartir mi punto de vista con ustedes, listos empezaremos por lo básico, a mi estilo, con preguntas:

  • ¿Cómo identificar tus prioridades?
  • ¿Cuántas de tus metas puedes abarcar a la vez?

Este es el origen, en seguida piensa:

  • ¿Qué necesitas para lograr tus metas?
  • ¿Debo aprender a hacerme responsable de cumplir?

Y para darle valor y que sea rentable para todos.

  • ¿Cómo aprender para que mis metas se conviertan en hábitos?
  • ¿Cómo volverlos automáticos y que pasen a formar parte de tu vida?

Si todo va bien, entonces haremos hincapié en algunas tácticas.

La regla general dice que, por lo general, solemos fijarnos objetivos una vez al año, alrededor del 31 de diciembre, eso ya es un mito y no es necesario que sea solo en estas fechas, sin embargo, si te centras un poco más que en realidad es un proceso durante todo el año, entonces verás que puedes lograr mucho más, y eso se reflejará en los resultados.

Arrancamos:

Los pasajeros que deseen pueden pasar a ocupar su lugar:

¿Qué es lo que debería saber?

Cuando vamos a tomar un vuelo, es posible que tengamos un poco de incertidumbre, sin embargo confiamos que el equipo y sus tripulantes hagan bien su trabajo y nos lleven sin inconvenientes a nuestro destino, este es un ciclo basado en la confianza y conocimiento, pues bien hay mucha gente que se fija objetivos y se desilusiona al no poder cumplirlos, chispas Batman, perdí el vuelo, no eso no es, es ir en el vuelo con casi un ataque de ansiedad que pone nerviosos a los pasajeros a tu lado, tampoco debe ser así.

No importa la edad que tengas aquí lo importante para poder empezar es que tengas la mente abierta, si piensas que no sirves para fijarte metas, o que, si te propones un plan, siempre fracasarás, esto esta demás, ya estás derrotado antes de luchar, así que a ponerse la testosterona suficiente para afrontar estos malos pensamientos y erradicarlos, no son útiles y se convierten en una carga.

Aun cuando a todos nos ha pasado algo así, es evidente también que hay que salir de ahí, entonces lo verdadero es que para cumplir objetivos hace falta más que fuerza de voluntad y conocerse a sí mismo, aquello que diferencia a las personas exitosas de las que no lo son, la razón es que las primeras recurren a sistemas para asegurarse de que cumplirán su plan, porque se conocen y saben sus alcances.

Esto es muy importante, ¿Cuál es el síndrome?

Sencillo, muchos nos fijamos objetivos y luego no los revisamos ni los actualizamos, les pregunto, ¿será cierto y el sistema?, en efecto este también falla si no tenemos en consideración la realidad y es que con el tiempo las prioridades y técnicas para alcanzarlas cambian.

Entonces el consejo es que debes adaptar tu estrategia a las circunstancias, o acabarás esforzándote por cumplir metas que te eran útiles hace un par años, por ejemplo y la realidad es que hoy ya no te sirven.

Cuando te conoces sabes identificar lo que es más importante para ti, recuerda y ten presente, no puedes lograr tus metas si no las conoces.

Como todo inicio, nosotros somos el punto de partida de este proceso y eso implica que identifiques qué es lo más importante para ti, las respuestas más obvias son naturalmente pasar tiempo con tu familia, ascender en tu empresa o vivir una vida de aventuras, que lindo, todo eso es maravilloso, pero para poder concretarlo, debes ser específico.

Para ello demos el primer paso, este será describir tu visión del éxito para dentro de uno, cinco y diez años, tómate cinco minutos para pensarlo bien, no uno, ni cinco, mucho menos diez años solo cinco minutos que cambiaran tu vida.

  • ¿Cómo crees que cambiará tu vida en ese tiempo?
  • ¿Qué trabajo tendrás?
  • ¿Cómo será un día normal?
  • ¿A qué cosas les dedicarás tiempo?
  • ¿Dónde vivirás?
  • ¿Cómo será tu familia?
  • ¿Qué harás para divertirte?

Realiza y anota todas las preguntas que te enseñen a entender dónde quieres estar en determinados momentos en el futuro, que hacer de tu vida y como influirás en la de los demás.

Muy bien, ya pasamos el saber ¿Qué?, ahora es prudente volver de esa visión del futuro y redactar una lista de las destrezas que necesitas adquirir.

Retomamos, debes fijarte dónde esperas estar en cada período de tu vida para alcanzar tus metas en los plazos que te hayas dado, entonces:

¿Qué pasos debes dar para llegar allí?

Bueno, lo más común es, si quieres ascender en tu empresa y sabes que casi todos los que lo logran tienen una especialización y desafortunadamente tú no la tienes, sin duda esto lo debas escribir en tu lista de destrezas que requieres para ese título que necesitas adquirir, otro ejemplo, es si quieres una vida familiar estable, para ello sabes que debes esforzarte aún más por mejorar el equilibrio entre el trabajo y la familia, apúntalo, porque es otra destreza que deberías adquirir en los años venideros.

El punto medular es:

Cuando comprendas lo que necesitas aprender, podrás comenzar a planificar cómo lograrlo, recuerda, no hay respuestas correctas y existen muchos caminos hacia el mismo destino y por lo mismo te recomiendo, haz una revisión de la realidad, de tu realidad.

Una de las habilidades que te va a ser muy útil, es ser ordenado y sobre todo como inviertes el tiempo, una práctica muy buena es tomar notas de cómo inviertes tu tiempo durante una semana o dos, sin cosas muy elaboradas, únicamente, haz un seguimiento en una hoja de Excel o apúntalo en un cuaderno, cuando compares comprenderás el gran contraste entre tu percepción y en qué ocupas tu tiempo realmente, te lo puedo asegurar, te llevaras la triste sorpresa que malgastas tu tiempo, ya sea en las redes sociales, en ver noticias mediáticas o des informativas y hasta puede que encuentres varias incongruencias en por qué haces determinadas cosas.

Si tu prioridad es mejorar la salud y fortalecerte con el ejercicio que puedas hacer en casa, pero hace ya dos semanas que cuando quieres hacer ejercicio algo surge y no has hecho nada más que comer palomitas de maíz, entonces sueñas en ir al gimnasio en dos semanas o dos meses, ya que pase la pandemia, se consiente y valora, sin duda, algo va mal y será mejor corregirlo, esta prioridad no es para el futuro, porque será más difícil, de esta manera tener una idea clara de lo que te importa y comprender en qué debes invertir tu tiempo para ponerlo en práctica es el primer paso para establecer y alcanzar metas efectivas.

No pensemos como carrito de supermercado, donde le agregamos y agregamos cosas hasta llenarlo, solo por que el carrito aguanta, no y no, debes saber cuántas metas deberías tener, ya que, al fijarnos objetivos, es fácil exagerar y querer agregar todo como un objetivo y así llevar la mejor vida posible, creer así hace predecible el fracaso, la saturación y la insatisfacción.

Ni un pulpo con todos sus brazos puede hacer cincuenta cosas a la vez, nadie puede, recuerda que en estos casos, nunca alcanzamos las metas y nos desanimamos al punto de no lograr nada, aquí lo bonito, indiscutiblemente tienes que fijar prioridades, mi consejo no abarques más de dos metas profesionales a la vez, es sencillo, si te centras exclusivamente en dos objetivos, será más fácil poder ver el progreso y los resultados en poco tiempo, podrás de esta manera intensificar los estímulos que te dará ánimos y te impulsará a seguir.

Esto es lo difícil:

¿Cómo puedes decidir a qué darle prioridad?

Rebobinamos un poco, es necesario, es objetivo regresar en la línea de tiempo de tus aspiraciones, o cómo te ves dentro de uno, cinco o diez años, en esta línea de tiempo, ya empezaste a plantearte lo que necesitas aprender o las actividades que debes hacer para alcanzarlo, vuélvelo a revisar todo y pregúntate qué es lo más importante y dale un límite en el tiempo.

Vayamos al ejemplo del ascenso en el trabajo que quieres, recuerda necesitas un máster, como primer punto de la lista de prioridades deberías escribir:

Entonces tienes que esforzarte, investiga los requisitos para ingresar al Máster, en el segundo punto, saber cuáles de ellos cumples y tercero fechas límites para presentar los exámenes de admisión.

¿Por qué?

Bueno, si examinas tus metas con cuidado, podrás establecer prioridades de forma inteligente.

En el mismo sentido de ideas, pregúntate si tienes alguna meta que podría ayudarte a cumplir más de un objetivo, pensar así y elegir esas metas es parte del pensamiento estratégico, porque lograrás mucho más de lo que querías.

Algo muy común que nos pasa regularmente, es que nos preocupamos demasiado por elegir el objetivo adecuado, honestamente, te voy a decir, si algo falla, si por la razón que sea no ves ningún progreso, si cambiaron tus prioridades o no disfrutas de lo que haces, no te alarmes, cuando realices la revisión periódica que definiste visualizaras la situación y en su caso podrás cambiar el enfoque y probar de otra forma, por ejemplo: seis meses alcanzan para probar un proceso, pero no estás atado a él, sé que es mucho más fácil elegir una meta y avanzar, no obstante, no malgastes tiempo en tronarte los dedos, ni en procrastinar para tomar decisiones, como hacen muchos, toma la decisión, revisa y replantea, puede que parezca contradictorio, pero plantearte menos metas te ayudará a lograr más.

Seguro que ya tienes una lista de pendientes, en mi caso sí, una diaria, se considera que los profesionales encuentran que esta es una buena forma de saber qué debes hacer y de no olvidar nada, no obstante, lo siento mucho, estas listas no son muy eficaces.

  • ¿Es posible usar estas listas de forma eficaz?
  • ¿Qué tiene que ver con nuestras metas?

Definimos:

Una lista de tareas pendientes es un documento, ya sea en papel o en línea, para hacer un seguimiento de tareas futuras, algo muy importante, no tiene nada que ver con establecer objetivos y si confundes estos conceptos, te decepcionarás mucho.

Los objetivos son prioridades estratégicas de nivel alto individual y colectivo, por su lado las tareas diarias de tu lista de pendientes deben adaptarse a los objetivos y no al revés.

Mi lista de pendientes se divide en:

Actividades de mantenimiento

  • No son prioridades estratégicas, pero son necesarias, no son actividades con mucha visión de futuro, pero son necesarias, por ejemplo: hacer una cita para realizarme un CheckUp.
  • El secreto está en terminar lo antes posible con todas esas tareas menores.

Prioridades estratégicas

  • Son tareas esenciales que ayudan a lograr las prioridades estratégicas, por ejemplo, revisar la disponibilidad de los servicios de TI en hora pico y balancear los recursos.
  • Se trata de tareas específicas que son esencialmente importantes para avanzar hacia el objetivo principal y es a estas actividades a las que debes dedicarles más tiempo.

Prioridades que te imponen otros

  • Son actividades que no incluirás en tus prioridades estratégicas y ni siquiera son simplemente necesarias, como ir a realizarte estudios médicos preventivos, regularmente hacemos todo lo posible por evitar estas tareas, sin embargo, no les corras, porque no te podrás librar de todas, eso está bastante claro para todos, son generalmente favores o tu pareja te llama para que busques una película en Netflix, o buscar becas para los hijos del vecino.
  • Sin embargo, están, las indicaciones de un jefe para comprobar disponibilidad en un webinar de seguridad informática, el gerente de proyecto te pide una revisión de los stakeholders, Recursos humanos te pide ayuda para evaluar capacidades que no son de tu área, son prioridades que no están en tu rol.

Evalúa si realmente es necesario o si se puede resolver de alguna forma más fácil o más rápida, evita postergar por mucho tiempo estas prioridades, ya que pueden estar incluidas en un proyecto importante.

Bien utilizadas las listas de pendientes son una herramienta muy útil, en lo personal me da tranquilidad saber que no se me escapa nada, pero la clave está en adaptar esas tareas a tus metas prioritarias, es muy importante que la lista de pendientes no te desborde.

Si quieres ser un profesional responsable al menos según tus objetivos, quizá te sirva considerar que a veces la mejor forma de lograr los objetivos es obligándote, sin dorarnos la píldora, estamos conscientes que lograr objetivos de peso puede llevar mucho tiempo y ser una tarea ardua y frustrante, por ello debes de conocerte y dominar tus alcances, hay quienes necesitan a un compañero, sin embargo, ese método te somete en lugar de motivarte, pero esa decisión es a criterio de cada quien.

En la actualidad es gratificante que puedes compartir tus logros en las redes sociales y obtener los reconocimientos de tus iguales, colegas, amigos y personas que han pasado para alcanzar objetivos similares al tuyo, muchas veces te pueden hacer seguimiento y darte ánimos, pero también te puede resultar útil que todo el mundo esté pendiente, es un muy buen incentivo.

Puede parecer sorprendente, pero según estudios, el 40 por ciento de nuestras actividades diarias son hábitos, por supuesto están los obvios como ducharnos o lavarnos los dientes, pero en tu vida hay muchísimos más de los que imaginas, como el camino que tomas para ir al trabajo o leer las noticias en la web apenas te sientas a trabajar.

Con los hábitos adecuados, no tendrás la necesidad de esforzarte tanto por cumplir los objetivos que tú mismo te propones, por experiencia estoy seguro cuando los hábitos se hacen automáticos, el camino del éxito está asegurado.

¿Cómo se crean los hábitos del éxito?

El inicio, debes empezar con una pregunta, ¿Qué hábitos quieres cultivar?

No puedes elegir 20 hábitos nuevos y pretender integrarlos de una vez, no inventes, debes empezar con un hábito clave, algo que sepas que te será útil y te hará la vida más fácil.

Te recomiendo tenerte paciencia.

Es cierto que no a todos nos lleva el mismo tiempo convertir una tarea en hábito, si hay personas adquieren hábitos rápidamente, otros requerirán más repeticiones y paciencia, pues cada vez que se repite una acción, se fortalecen las conexiones neuronales que harán que la próxima vez sea más fácil.

Algo curioso, admite que los malos hábitos no pueden erradicarse tan fácilmente, ya que el cerebro no los olvida, tiene que desaprender y volver a aprender, el secreto es hallar qué activa el hábito.

  • ¿Qué es lo que te impulsa a hacer algo?
  • ¿Qué te parece este ejemplo?

El trabajo te estresa y para aliviar la presión te pones a mirar redes sociales, que raro, yo no lo hago y no he visto que alguien lo haga, engañarse también es un error, por lo que debes identificar una nueva conducta que sustituya la anterior y ese hábito nuevo debe proporcionarte algún tipo de recompensa o no te servirá para compensar esa necesidad, creo que esto se pone más difícil.

Ha ya sé, prueba hacer ejercicios de respiración durante dos minutos: te calmarás y aliviarás el estrés, también puedes tomarte una pausa y chatear con un compañero, ¿Qué?, en efecto sigue siendo un acto en redes social y puede derivar en alentar más esos malos hábitos.

Somos humanos y nuestra fuerza de voluntad no es infinita, no te martirices, debemos usarla sabiamente, es muy importante conservar nuestros recursos mentales y aprovechar el tiempo, debemos saber bien cómo se crean los hábitos, es automático, mientras más cosas hagamos regularmente, mejor podremos usar nuestra fuerza de voluntad para lograr mayores objetivos.

Revisa tus metas

Como ya lo mencionamos, las metas y las prioridades cambian, en la mayoría de los casos no podemos fijar los objetivos para luego olvidarlos, por ejemplo:

Puede que tuvieras un objetivo profesional que querías lograr en cierto momento de tu carrera y empezaste a perseguirlo, pero si no tienes el hábito de revisar tus metas cada tres a seis meses, puedes pasar por alto que las circunstancias cambiaron y quizá te veas encerrado en un plan de acción defectuoso.

¿Te siguen pareciendo emocionantes?

Si pudieras cumplirlas ya mismo, ¿cómo te sentirías?, evalúate y comprueba que esos objetivos sigan estando vigentes en ti, en tus planes, en ese caso, si te decidiste por continuar, asegúrate de que lograr esa meta que al final te traerá mucha dicha y orgullo.

Cuando vuelvas a las tácticas, objetivos y metas que hayas elegido, es posible que no hayan cambiado, ni el panorama general ni tus metas, pero si debes adaptar el enfoque de tu estrategia, no pasa nada, seguirás teniendo esa necesidad, pero comprenderás que hay otras formas de hacerlo, recuerdo un concepto que considero oportuno:

La falacia del costo hundido

Se refiere al hecho de que las personas aborrecemos renunciar a las cosas, aunque no funcionen, porque tenemos la esperanza de que todo se resolverá.

Por un momento me la creí, entonces me autoevalúe, elimine todo aquello que he hecho, tratando de hacer borrón y cuenta nueva, aunque sea en mi imaginación y me di cuenta de que podía tomar mejores decisiones para invertir mi tiempo y energía, si te das cuenta uno puede encontrar sus tácticas y mecanismos para reubicarse en la búsqueda de lograr objetivos.

Piloto Automático

Esto si lo considero un mal hábito, es más hasta un defecto de fábrica y es el dejar en piloto automático la obtención de tus metas que son demasiado importantes, ¿Qué onda con esto? No lo hagas créate el hábito de revisar tanto tus metas como las estrategias cada tres a seis meses para evaluar si aún reflejan tus objetivos, quien se maneja en modo piloto automático no vive, sobrevive.

No me gusta hablar del si pero no, aun cuando me encantaría poder tener la receta mágica para cumplir con todo lo que necesitas y con todas las cosas que necesitan los demás de ti al mismo tiempo, estoy seguro que ya sabes que esa receta mágica no existe, considero que para lograr un progreso real que te ayude en tu carrera y te haga sentir que has logrado algo al final de la jornada, debes aprender a ignorar, al menos temporalmente, los temas menos importantes.

Puede ser muy difícil y controversial, necesitamos admitirlo, la gente es un poco egoísta y quiere que te ocupes de sus pedidos lo más rápido posible, sin duda, a veces quedarás como el malo de la película por ser firme y proteger tu tiempo para dedicarlo a lo más importante, pero vale la pena.

¿Como lograrlo sin ofender a los demás?

Incipiente, establece un orden de prioridades, si sabes lo que haces, hay algunas tareas que siempre encabezarán tu lista de prioridades, como los pedidos de tu jefe, de clientes importantes, de tu familia, de buenos amigos, y quizá unas pocas personas más, para tal efecto, puedes trazar una lista, sin embargo lo importante está en considerar la urgencia de cada pedido, si te escribe tu pareja para decirte que vio un gato precioso en la calle y te pide ve bajes las fotos, las mires y le digas que si están bonito, pues mide su urgencia, arriésgate.

Eso puede esperar, por otra parte, aun pedido de tu jefe que tiene una conferencia telefónica en una hora y necesita información sobre un proyecto, deja lo que estés haciendo y cumple, te sugiero que después, vuelvas a agrupar las tareas menos importantes, la tarea más común, es posible que tengas pendiente responder muchos correos, hacer llamadas de seguimiento y redactar informes, en efecto, nada de eso es tan importante, pero si lo juntas todo, puede ser estresante.

Lo recomendable es buscarse el espacio para ocuparte de ello, lo ideal es que en algún momento seas menos productivo y ocuparte de ello, como al final de la tarde tras una larga jornada de trabajo, para ello no necesitas pensar mucho ni ser creativo, pero debes hacerlo.

Como seres humanos, tenemos una tendencia patológica a fijarnos y lograr objetivos, no obstante, como humanos, creamos el problema y este surge cuando nos centramos tanto en los resultados que el éxito nos queda a kilómetros de distancia, por experiencia te digo, eso te llevara a dos resultados negativos.

Una posibilidad es que el proceso parezca tan abrumador que te rindas porque sientes que será imposible, sin duda no es significativo o gratificante porque sientes que te mueven los postes de la portería.

Si quieres mantener un progreso constante y estar motivado, debes cambiar la forma de pensar, fijarte metas a corto plazo y acostúmbrate a los pequeños éxitos, de lo contrario, todo te parecerá abrumador e intrascendente, honestamente toma muchos años alcanzar metas grandes e importantes.

Reflexionemos, no se pasa de empleado raso a gerente de la noche a la mañana debemos ser constantes y dar los pasos apropiados, mentalízate sobre cuáles son las metas cortas que te llevarán a alcanzar tu objetivo, busca conductas saludables que también sean reconfortantes.

Todas esas metas son importantes y te enriquecerán, además de motivarte durante tu progreso y comparte tus logros con los demás, por ejemplo, administro una comunidad en línea para personas que quieren ser expertos en TI y ser reconocidos en su área de trabajo y es muy seguido o casi a diario, la gente cuenta sus pequeños logros, no importa cómo definas tus logros, si los compartes con los demás, pueden celebrarlo y darse cuenta de que mucho más es posible alcanzarlo, cuando ves que otros están en el mismo proceso.

A veces nos parece que para fijar metas y lograrlas debemos pasar por un proceso difícil y metódico y que debemos hacer cosas que no queremos para lograr un resultado que es difícil pero valioso, pues eso es cierto y debes enfrentarlo.

Conclusión

El éxito no llega porque sí, hay que planificarlo y trabajar mucho, como has visto, hemos hablado sobre las estrategias que debes seguir para identificar, ejecutar y alcanzar tus objetivos, si dominas esto, te convertirás en una persona muy productiva y eficiente, y te ayudará mucho en tu carrera profesional, ¿Qué esperas? empieza ahora mismo a hacerlo realidad.

No creas que todas las metas van a ser siempre relevantes, analízalas cada cierto tiempo para asegurarte de que se ajustan a tus prioridades del momento, encuentra como celebrar tus victorias cuando alcances una meta, adáptate rápido y no seas indiferente a los que estén indecisos o a la deriva, aun cuando te haya costado mucho esfuerzo.

Cuando te esfuerzas, debes apreciar cada meta por más pequeña que sea, eso te motivará a avanzar y a seguir progresando hacia tus objetivos futuros, mantenme al tanto de tu progreso y, si tienes preguntas, escríbeme a:                ruben.guzman@rberny.com

La razón por la que no estamos logrando metas todo el tiempo es porque es difícil, pero no por eso tiene que ser un proceso triste e ingrato, por el contrario, el éxito es mucho más accesible si logras hacer que sea un proceso divertido, positivo y un motivo de celebración.

Saludos

Firma2020Rberny

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EnglishFrançaisDeutschEspañol
A %d blogueros les gusta esto: