• 52 722 2462370
  • ruben.guzman@rberny.com
  • Toluca, Estado de México
Desarrollo Personal
Una buena Mentalidad

Una buena Mentalidad

Rberny 2021

Las acciones diarias son las que cambian tu percepción de ti mismo y en consecuencia que la mentalidad se convierta en algo que podemos elegir, es grandioso saber de qué manera enfrentamos los desafíos y los contratiempos, la experiencia que obtenemos nos da pauta para creer que nuestras habilidades personales pueden desarrollarse mucho más.

Desde que tengo uso de razón, siempre he reforzado la idea de que todo puede cambiar mediante la mejora continua de uno mismo, estoy seguro de que las personas tenemos esa capacidad desde que somos niños, la mayoría de nosotros tenemos la oportunidad de desarrollar talentos y mejorar nuestras capacidades, para rendir mejor y tienen éxito.

¿Tienes el poder de cambiar de mentalidad?

Claro que sí y el secreto está en aprender a hacer el cambio, adoptando una mentalidad de crecimiento para alcanzar tu potencial, además te puedo decir que es así como las personas alcanzan altos niveles de competencia y, por consiguiente, es más probable que aprovechen todo su potencial al máximo, consigan sus objetivos y sientan que controlan sus posibilidades de éxito.

Recuerdo que hace años, se decía por la ciencia que el cerebro estaba diseñado de manera fija o bien tenías una habilidad o no la tenías, y que esto dependía de la genética, sin embargo, el avance en la ciencia nos ha enseñado que el cerebro es más flexible de lo que suponíamos, es una realidad que tenemos cierto control sobre capacidades y nuestros logros, y que podemos decidir cómo nos desarrollamos psicológica o físicamente.

En realidad, muy poco tiene que ver con la genética o el talento con el que nacemos, desafortunadamente hay quienes tienen una mentalidad fija, dicho de otra manera, creen que su capacidad de superarse está limitada por su talento actual, y se convencen de que no pueden hacer nada para cambiarlo, en contraste a las personas que tienen identificada su mentalidad de crecimiento y están seguros de que sus habilidades pueden mejorar con el tiempo y con la práctica.

Cómo en todo ¿Cuál es el secreto?

No es el hilo negro por supuesto, el secreto radica en desarrollar una mentalidad de crecimiento consistente, desde luego su inicio fundamental es conocer tu mentalidad actual, y luego, determinar qué puedes hacer para crear una mentalidad de crecimiento en el futuro, fiel a mi costumbre, te realizo las siguientes preguntas:

  • ¿Todos tenemos un nivel determinado?
  • ¿Cuándo ya eres adulto, tus capacidades no pueden cambiar demasiado?
  • ¿Tienes un nivel determinado de talento, y no puedes hacer mucho para modificarlo?
  • ¿Aprender habilidades nuevas es difícil?
  • ¿Si trabajas, puedes aumentar tu nivel de inteligencia?
  • ¿Siempre puedes mejorar tus habilidades, incluso con pequeños avances?
  • ¿Aunque no tengas un talento natural, con la práctica, puedes mejorar tus niveles de talento?
  • ¿Aprender habilidades nuevas está bajo tu control?

Si gustas, puedes leerlas de nuevo, ahora reflexiona sobre las siguientes afirmaciones y decide si estás de acuerdo con ellas, por ello te pido volver a reflexionar, se dice que:

Cuando estás de acuerdo con las primeras cuatro afirmaciones y en desacuerdo con las cuatro últimas, es probable que suelas adoptar una mentalidad fija.

Por otro lado, si no estabas de acuerdo con las primeras cuatro frases y concuerdas con las cuatro últimas, tienes una mentalidad de crecimiento.

Dedica un tiempo a conocerte un poco más, reflexiona y visualízate si eres de mente fija o de crecimiento.

Antes de sacar conclusiones te pregunto:

¿Muestras una mentalidad fija o bien una de crecimiento?

No hay respuestas ciertas o falsas, el tiempo y la experiencia te dirán que habrá veces en las que alternaremos entre las dos, pero ¿cuál es tu preferencia natural?

En este punto, te recomiendo que recuerdes que puedes controlar tu mentalidad, así es, tener tu propia idea de lo que eres y de tu misión en la vida, puedes cambiar cómo ves el mundo y cómo reaccionas ante determinadas situaciones y acontecimientos, así como aprender a mostrar una mentalidad de crecimiento y concebir los obstáculos como oportunidades de aprender y estoy seguro de que eso te ayudará a mejorar tu rendimiento, desde luego, también te dará la sensación de que controlas tu destino, en la actualidad en la era de la información, no podemos dejar de elegir ver el mundo como un lugar donde siempre existe más información de la que aprender, habilidades que desarrollar y talentos que perfeccionar, sin duda te ayudará a aprovechar tu potencial, y conseguir triunfar al máximo.

Hay que ser disciplinado, ya que modificar tu mentalidad conlleva práctica, compromiso y concentración, recuerda que cuando hablamos de cómo piensas y procesas la información, no existe una fórmula rápida, no hay nada mágico o tomando algún brebaje, no, no es así, debes de trabajar todos los días en eso en lo que quieres sobresalir, dando pequeños pasos para determinar cómo cambiar y conseguirás bastante, mejorando el concepto de ti mismo y como te ven los demás.

Veamos, ¿Cómo desarrollar una mentalidad de crecimiento? Y ¿Qué tienen en común los empleados que trabajan al máximo de forma continua?

En primera instancia debemos saber que no se debe a una capacidad ni a una habilidad y por supuesto tampoco es por conocimiento, se trata de un tipo de mentalidad, en concreto, una mentalidad de crecimiento, podemos observar que este tipo de mentalidad o actitud de crecimiento será tu combustible si lo que quieres es sobrepasar tus límites y superarte, así como inspirar y dirigir a los demás, aprenderás algo muy importante y es a crecerte ante la adversidad.

Resumiendo la idea, considero que las personas con una mentalidad fija creen que sus habilidades y capacidades no cambiarán, que han alcanzado un nivel determinado en el que se quedarán para siempre, sientes que no hay nada que puedas hacer para incrementar tus capacidades o piensas que lograste una buena experiencia, bueno te puedo decir que si te ha tocado ser una de esas personas que sufre de los nervios más que los demás, porque no cree en sí mismo y se aferra a la idea que nada puede hacerse, es por que estas en problemas con tu mentalidad y actitud.

Las personas con una mentalidad de crecimiento creen que el talento y la capacidad no son invariables y la ciencia respalda esta certeza, de hecho, no solo cambian el talento y la capacidad, sino que podemos controlar cómo aprovechar, aprender y mejorar en las áreas que nos importan.

Autor: Rubén Bernardo Guzmán Mercado

Pues bien esta mentalidad y actitud se relacionan con el aprendizaje continuo y la confianza en tu capacidad de crecer y progresar, te recuerdo, en otros tiempos, las investigaciones se basaban en una mentalidad fija y una de crecimiento, sin nada intermedio, no obstante, lo que sabemos ahora es que puedes tender hacia una mentalidad de crecimiento o una fija de manera natural, pero, en realidad, muchas personas se encuentran en el medio y tienen una mentalidad combinada, exacto una mezcla de ambas, dicho de otra manera, una mentalidad en parte fija y en parte de crecimiento, dependiendo de la situación, las circunstancias y cómo te hacen sentir los acontecimientos de tu vida.

¿Entonces, es o no es?

Tienes toda la razón, este nuevo concepto crea un poco de confusión, ya que esto quiere decir que a veces te creerás capaz de desarrollar tus habilidades y tu talento, y otras no, esto se debe a que es una característica de los seres humanos, buscamos siempre ubicarnos en lo ideal.

La lógica indica que debemos de apoyarnos un poco más en desarrollar y promover una mentalidad de crecimiento, como les mencione, esto mejorará drásticamente tu rendimiento y productividad, la capacidad de alcanzar objetivos y la felicidad, es cambiar el razonamiento para concebir los problemas y las decepciones como oportunidades para aprender y progresar.

Es cierto, hay veces que sentirás que no puedes, sin embargo, si tratas de entender que puedes desarrollar tus habilidades, talento y capacidades, e incluso tu mentalidad, saldrás de tu área de confort en tu mentalidad fija, si bien es cierto que esto conlleva esfuerzo y concentración, tu mentalidad tiene el poder de cambiar tu vida laboral y tu vida personal, recuerda, el secreto es aprender a cambiar a esa mentalidad de crecimiento y, si ya la tienes, aprender a mantener esta forma de ver el mundo cuando atravieses experiencias difíciles, eso nunca se detiene.

La idea falsa sobre el talento

Hay personas con mentalidad fija que tienen un buen talento y con eso es suficiente para lograr el éxito, no obstante, te recomiendo, no caigas en la trampa de confiar únicamente en el talento a la hora de perseguir tus metas, esa idea de que o bien tienes talento o no lo tienes y de que no se puede modificar, demuestra una mentalidad fija, únicamente esperas que se den las cosas.

No es de extrañar que nacer con talento natural para algo ayuda al proceso de alcanzar metas, es cierto y pasa frecuentemente, curiosamente, el ingrediente principal del éxito es la suma de la práctica y el talento, recuerda el talento por sí solo no es suficiente si quieres alcanzar metas significativas, confiar en tus habilidades actuales para conseguir resultados no te motivará a aprender más, a desarrollar tu talento y alcanzar tu potencial, por ello pienso que, basarse únicamente en el talento es equivocado, con el efecto, que te lleva a pensar que tienes todo lo que necesitas para progresar, sin embargo, estás pasando por alto factores fundamentales como la práctica, la perseverancia y la concentración.

Esta manera de pensar obstaculiza la posibilidad de desarrollar tu capacidad de alcanzar metas y logros, estoy consciente que uno de los problemas de la mentalidad fija son las barreras que te pones respecto de lo que puedes lograr y lo que no, ya de inicio te limitas.

Crear una mentalidad de crecimiento no elimina el factor del talento, te muestra algo muy sencillo, te ayuda a entender que para alcanzar más y llegar al máximo potencial debes centrarte en aprender y mejorar continuamente, por ejemplo, todos conocemos a alguien con muchísimo talento pero que no lo aprovecha para conseguir todo lo que podría, no se esfuerza para alcanzar su máximo potencial, y es probable que no tenga una mentalidad de crecimiento.

También me resulta interesante mencionar los estudios sobre el talento y la superación, dicen que es más probable alcanzar metas exigentes con un talento promedio y mucha práctica y concentración, que basarse solo en un talento excepcional, olvidando el compromiso de la práctica para mejorar las capacidades.

Yo te recomiendo, piensa en tu mentalidad cuando trates de alcanzar el máximo potencial en un área importante para ti, conócete, ubica y ten en cuenta tu nivel de talento, reflexiona:

  • ¿Dirías que tienes un talento especial en esa área?
  • ¿O bien qué tu talento es promedio?
  • ¿Cómo describirías tu compromiso por mejorar ese talento, alto, medio o bajo?
  • ¿Qué podrías hacer para mejorar tu habilidad?
  • ¿Necesitas concentrarte más en aprovechar tu talento natural?
  • ¿Te vendría bien mejorar la concentración y dedicación para practicar las habilidades que mejorarán tu destreza?
  • ¿Qué revela esto sobre tu mentalidad de crecimiento?
  • ¿Confías demasiado en el talento por sí solo y no lo suficiente en la práctica?
  • ¿Crees que tienes una mentalidad de crecimiento y estás comprometido con desarrollar tus habilidades y aprender con constancia?

Este consejo es para tatuarlo en tu mente, no te olvides, que un talento o habilidad promedio no es un impedimento para crecer y progresar, lo que te proporciona la mentalidad de crecimiento, es que te ayuda a entender que, independientemente de tu capacidad actual, puedes trabajar para aprender y conseguir más.

Autor: Rubén Bernardo Guzmán Mercado

Aprender del fracaso

Esto tiene muchos tipos de ventajas, cualquier tipo de crecimiento se relaciona con superar las barreras y entrar en territorio desconocido, ¡Huy que miedo!

Si lo meditamos un poco, lo mismo ocurre al desarrollar una mentalidad de crecimiento, estás entrando en un campo inexplorado por ti, no pasa nada, cuando pruebas algo nuevo, hay un período de ensayo y error, ya que estás poniendo en práctica conocimiento y habilidades nuevas, por supuesto no te quitaras de encima efectos secundarios, como son las dificultades que quizás te encuentres y la posibilidad de cometer errores y que te hagan sentir que has fracasado.

Solo ve un poco más allá, observa no solo mires, estas ante la oportunidad de poder convertir los errores, las fallas y las dificultades en tu ventaja, en algo bueno, se trata de cambiar de perspectiva e interpretar todo como parte del proceso, cuando estás desarrollando una mentalidad de crecimiento.

Por supuesto, aprender nueva información, ampliar el conocimiento y desarrollar tus habilidades puede suponer grandes recompensas, para algunos este proceso, a veces, puede ser muy tranquilo, pero también puede haber pequeños baches en el camino, la fórmula está en prepararte para las dificultades potenciales y aceptar que, al poner en práctica ideas y habilidades nuevas, quizás te vaya mal, por favor, en este proceso debes reconocer que tomar decisiones que no siempre dan frutos es una parte normal del proceso, entonces, en lugar de aceptar sin más que puede haber errores, si aprendes de una pregunta tan elemental, como: ¿Por qué del fracaso?, crearás una manera de pensar que te ayudará a prosperar, dicho de otra manera, hacerte con las herramientas psicológicas necesarias para lidiar con los obstáculos y aprender a convertir las situaciones difíciles en oportunidades de progreso y a crear una perspectiva de desarrollo continuo te ayudará a poner a punto tu mentalidad de crecimiento.

Se trata de crear un proceso mediante el cual puedas ampliar tu conocimiento y habilidades, probar nuevos métodos, evaluar el progreso y hacer ajustes para potenciar tu rendimiento en el futuro.

Encararlo como un proceso, casi como un experimento científico, te ayudará a restar emociones negativas cuando las cosas no salgan según lo previsto, recuerda, esto te ofrece la oportunidad de analizar tus esfuerzos de manera objetiva, como un experimento, y reduce el estigma y la reacción sentimental que asociamos a las equivocaciones o el miedo al fracaso.

La próxima vez que planees expandir tus conocimientos y poner en práctica lo que has aprendido, dedica un tiempo a crear tu propio proceso de experimentación, inicia por definir claramente lo que vas a probar.

  • ¿Qué habilidades vas a desarrollar?
  • ¿Qué conocimiento vas a utilizar? Y más importante, piensa: ¿por qué es importante para ti?
  • ¿Qué esperas conseguir?

En seguida establece un proceso de revisión, te recomiendo que sea de manera periódica, comprueba lo que ha funcionado y lo que no y evalúalo, te aconsejo ser tan objetivo como sea posible, celebra los éxitos, pero si no sale como esperabas, celebra también el intento que has hecho.

EL conocimiento en ti mismo te llevará a valor cómo puedes perfeccionar el proceso.

  • ¿Qué ajustes puedes aplicar?
  • ¿Qué has aprendido en el camino, que te puede servir para conseguir un resultado mejor en el futuro?

Por último, planifica cómo podrías repetir ese proceso una y otra vez, perfecciónalo y el tiempo ve cómo puedes mejorarlo, asígnale tiempo, no te desbordes con tareas, organiza tu tiempo.

Comprométete a crear tu propio proceso de revisión, si comprendes que no todo sale según lo previsto, creas un proceso de revisión consolidado y encaras el crecimiento y el desarrollo como un experimento científico, desarrollarás una buena mentalidad de crecimiento, con ello, ya habrás dado un paso hacia el aprendizaje continuo, lo que te ayudará a convertir los problemas en oportunidades para aprender.

Bueno en este punto, ya tenemos el poder de discernir las cosas, sabremos que es lo que queremos para nosotros y el futuro de nuestras vidas, entonces, da el paso para desarrollar una mentalidad de crecimiento, ya tienes la información que necesitas para empezar a desarrollar tu mentalidad y actitud, el resto depende de ti.

Piensa lo que esta perspectiva, lo que puede hacer por ti y la por las personas que te rodean, como sabes, para lograr forma natural el desarrollo de una mentalidad es el autoconocimiento y sin duda vas a vivir altibajos, te encontrarás con dificultades, y tendrás que salir de tu zona de confort.

¿Estás preparado para asumirlo y expandir tu capacidad y conocimiento?

Pues, ¡vamos ya!, mejora tu rendimiento y consigue más logros en tu vida profesional y personal, por experiencia te recomiendo que actuar y hacer que las cosas ocurran va con tu nueva actitud.

Autor: Rubén Bernardo Guzmán Mercado

Piensa ¿Cuál es tu próxima acción?

Si lo deseas, contacta conmigo en mi página web y consulta otros artículos que te pueden ayudar en esta etapa de transición, me gustaría que me cuentes tu experiencia.

Saludos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EnglishFrançaisDeutschEspañol
A %d blogueros les gusta esto: