Durante una crisis como ser un Líder Inclusivo

Considerando el efecto de que la sola idea de crisis es aplicable a cualquier contexto humano en el cual sucede algo imprevisto, negativo o grave, sin duda, cuando surge el elemento o factor novedoso, se interrumpe el equilibrio, como sucede con la actual pandemia Covid-19, SARS-CoV-2.

En la actualidad, los líderes nos encontramos bajo una presión extraordinaria en este momento, es evidente que nuestra realidad ha cambiado para siempre, ha evolucionado hacia el cuidado de la salud propia que ayude a proteger a los demás.

Sin embargo, en nuestra área de responsabilidad aún se espera que se tomen decisiones rápidamente con información que puede estar incompleta y este inmersa en esta rápida evolución, desafortunadamente, estar en modo de crisis puede hacer que incluso los líderes más experimentados y bien intencionados tengan patrones de parcialidad y exclusión.

Es sintomático, cuando estamos estresados, a menudo usamos la heurística y los instintos intestinales, dicho de otra manera, cuando pensamos con el estómago muy seguro se toman decisiones deliberadas alejándose de la orientación de los objetivos.

Por esta razón hago un llamado a mantener la calma, en estos momentos debemos darle más peso al priorizar la inclusión en este momento, ahora más que nunca, si bien es cierto que probablemente las organizaciones sean innovadoras frente a esta crisis de orden mundial, recomiendo que se busquen aportes de empleados que abordan los problemas desde una variedad de perspectivas que se están manifestando en el trabajo a distancia y que pueden sentirse menos seguros de hablar al respecto.

Sé que ahora es el momento para que pensemos en qué tipo de líder debemos ser para todos, especialmente los más vulnerables y marginados, consideremos que a medida que con suerte pasemos de la respuesta rápida de la crisis y estemos en la de recuperación a corto y algunos a largo plazo, pensemos también que la comunidad, los negocios y las empresas, que con muchos esfuerzos han mantenido la conexión y la alianza con sus socios de negocio que sobre llevan el impacto de la pandemia, por lo que debemos incluir en nuestro Rol una conciencia profunda sobre cómo se muestra el sesgo implícito en la toma de decisiones, que indudablemente se convertirán en competencias de liderazgo crítico aún más importantes en un futuro cercano.

Como lo he mencionado en otros artículos, trato de hacer una perspectiva desde tecnologías de información hacia un entorno global y cotidiano.

Desde el área a mi cargo visualizamos la prolongación de la crisis por ello debemos de ser más inclusivos con todos nuestros usuarios, de esta manera les proporciono las siguientes recomendaciones y mejores prácticas:

Administración, monitoreo, mantenimiento a los servicios de tecnología y comunicaciones, hay que volver a revisar, analizar y asegurarnos que todos los usuarios tengan el mismo acceso a la tecnología para el trabajo remoto.

Estoy seguro que esto siempre es importante, pero crucial en este momento, cuando el acceso a la tecnología puede hacer o romper la productividad y la conexión de un empleado con los demás, recomiendo no tener disparidades en su organización cuando se trata de acceso a la tecnología.

Los Gerentes de TI en este momento necesitamos, obtener la infraestructura correcta, por ello debemos preguntarnos:

¿Las personas tienen la tecnología necesaria o acceso a ella?

Si esperamos que los usuarios continúen brindando niveles comparables de productividad durante la pandemia, debes asegúrate de que todos tengan acceso a una conexión constante a Internet, un dispositivo y cualquier otro software o hardware adicional, recuerda y piensa como gerente, no asumas que todos ya tienen estas disposiciones, pregúntales, bríndales la inclusión de poder decir que como se están desempeñando los recursos informáticos de la empresa y proponer un despliegue y ponerla a disposición de quienes no las tengan.

El valor del espacio de trabajo digital

                ¿La falta de comunicación, puede hacer sentir a alguien excluido?

Claro que sí, por supuesto, si no se definieron correctamente los parámetros de la comunicación y con la extensión de la crisis por la pandemia, a las personas les surgen muchas dudas de cómo se trabajara, y no comunicárselo a todos los involucrados desencadena en incertidumbre, fomenta el teléfono descompuesto, recomiendo en tal caso realizar reuniones virtuales sean equitativas activando los subtítulos, enviando documentos y recolectando información por adelantado.

Junta en la oficina moderna

Recomendaciones en sesiones virtuales:

  1. Hay que romper el hielo y quitarnos la pena, soy consciente que hablar en una reunión virtual puede ser aún más desafiante para algunas personas que hacerlo durante las reuniones en persona.
  2. Enviar información por adelantado ayuda a crear oportunidades para que las personas intervengan, agiliza el compartir el conocimiento y activa a aquellos que se sienten cómodos hablando mientras piensan.
  3. Sé proactivo, piensa que los subtítulos son especialmente cruciales durante los seminarios web o las presentaciones, para que todos, incluidos aquellos que tengan dificultades auditivas o un servicio Wi-Fi irregular, puedan participar plenamente.
  4. En el caso de las presentaciones, recomiendo usar una función de chat para reiterar puntos importantes y abrirla a otras personas que puedan sentirse más cómodas haciendo preguntas o haciendo comentarios por escrito, es fundamental realizar seguimiento de estas reuniones virtuales con comunicación redundante para garantizar que las personas lo hayan escuchado y que estén de acuerdo con el resultado.
  5. Les recomiendo tener múltiples puntos de contacto a través de varios medios para continuar el rastro de la conversación y los puntos destacados de la reunión virtual, esto te ayudará a saber si alguien no tiene una conexión a Internet de alta velocidad en casa o no pudo escuchar o entender todo durante una reunión de video y por los otros medios tenga conocimiento que todavía tiene acceso a la información necesaria, es prudente grabar reuniones clave y compartir el enlace con los empleados.
  6. Como recomendación de cultura y educación, es demostrarla, ¿Cómo?, debemos iniciar las reuniones reconociendo a todos en la sala virtual, no solo a aquellos con alto estatus o privilegios, muy mala práctica y de mal gusto, que no forma parte de un buen liderazgo y sobre todo no inclusivo.
  7. Debemos asegurarnos de reconocer la situación sin precedentes en la que estamos todos antes de sumergirse en los temas de la agenda, es correcto que los líderes puedan establecer el tono al compartir sus propios desafíos y/o vulnerabilidades, en mi experiencia el equipo lo apreciará, por otro lado, en reuniones más pequeñas, verifica individualmente con cada persona cómo están.
  8. Comprendamos cómo puede aparecer el sesgo de género, hay que estar conscientes que, durante la pandemia, las mujeres tienen el sobrepeso de la carga desproporcionada de responsabilidad de los niños, la familia, el hogar y la atención médica, es una realidad que no todos quieren ver, la realidad es que no hemos normalizado lo que debería verse como lo más natural y normal de nuestras vidas.
  9. Durante las sesiones debemos mostrar empatía por los padres que ambos trabajan al consultarlos, ofréceles apoyo adicional o retrasar los plazos, sobre todo ampliar el criterio y de alguna forma mostrar gracia cuando los hijos de cualquier empleado interrumpan las reuniones de video, recuerden ellos también están en confinamiento y hace rato no van a la escuela.
  10. Hay que ser conscientes y los gerentes debemos saber reconocer que las crisis afectan a los empleados de manera diferente; no solo se preocupan de brindar atención a su familia inmediata, sino también cuidar a la familia extendida y a la comunidad en general, se tiene mucho la posibilidad de que empleados están enfermos o si necesitan cuidar a una persona enferma sé condición cambia y hay que adaptarse, por lo que debemos de recordar, no todos tienen la configuración para ser igualmente productivos.
  11. En el área de tecnologías de la información durante la crisis, debemos de estar alerta, ya que nos da la oportunidad de evaluar la estructura del trabajo y cómo los procesos y servicios organizacionales tienen que adaptarse, algunos navegan por un territorio inexplorado, sin embargo, tenemos una oportunidad única de examinar formas en que podríamos ser más inclusivos para todos los usuarios y empleados, pero especialmente para aquellos que pueden estar enfrentando desafíos significativamente mayores.

Pienso que cuando lleguemos al otro lado de esta pandemia, mi esperanza será mucho más grande y es por que más de nosotros aprendamos a liderar de manera inclusiva y con empatía, no solo en crisis sino también en calma.

Es momento de que evolucionemos a una mejor versión de nosotros mismos y con ello apoyar a nuestras empresas y organizaciones que luchan para garantizar de manera efectiva que la diversidad, la equidad, la inclusión, así como la pertenencia sean evidentes dentro de sus prácticas, valores y estrategia organizacionales.

Propongo mantener el aspecto esencial de la creación y el mantenimiento de una organización diversa, inclusiva y competitiva con el fortalecimiento de la práctica en el liderazgo intencional y auténtico, entender claramente el propósito que promueve la organización, practicar valores sólidos y modelar integridad, diseñan sistemas y estructuras organizacionales colaborativas que involucran y valoran a todos los miembros.

En el interior de la empresa los líderes dan forma, informan y refuerzan la cultura y el clima de una organización, tanto el orden social tácito como explícito de una organización que da forma a actitudes y comportamientos, se crean hábitos, entonces, si bien es cierto que muchas organizaciones defienden su compromiso con la inclusión y la pertenencia, otras propician un entorno en el que los miembros se sienten que su cultura y prácticas organizativas vividas a menudo no logran establecer prácticas significativas y sostenibles que confronten y perturben la marginación, opresión y ambientes tóxicos.

Anterior a tener relación con tecnologías de la información, tuve la fortuna de ser contador, por ello cuento con un perfil administrativo que me permite ver la misión, visión y objetivos de la empresa de forma estructurada, de esta manera reconozco que el negocio es un esfuerzo humano, relacional y me he percatado que los líderes auténticos centran la diversidad, la equidad, la inclusión y la pertenencia como un aspecto vital de la visión, misión y cultura de la organización, al tiempo que se afirman los imperativos empresariales, de innovación y de crecimiento para liderar en un mercado global, en mi experiencia sé que cuando se alinea adecuadamente con los valores, impulsos y necesidades personales, la cultura puede liberar un tremendo impulso hacia un propósito compartido y fomentar la capacidad de una organización para prosperar.

Edmundo Berumen

Presidente del Consejo 1992 – a la fecha, Berumen y Asociados, S.A. de C.V.

“Solo agregaría que las crisis son tiempos de oportunidades, mismas que todo líder debe identificar y transmitir su entusiasmo ante ellas a su equipo”
Saludos

Edmundo Berumen

Para ser un líder inclusivo eficaz, reconozco la necesidad de conocimientos, herramientas y habilidades ejemplares para liderar en una economía global dinámica, comenzando con la inteligencia emocional y cultural, así como la comunicación interpersonal estratégica, que son cruciales para motivar y afirmar a todos los miembros y equipos de la organización, siempre teniendo presente que estas competencias y valores son esenciales para diseñar estrategias y soluciones a los complejos desafíos comerciales actuales y su integración con los servicios de Tecnologías de la información de calidad.

Si el artículo es tu agrado, te solicito lo compartas en tus redes sociales, para mí es muy satisfactorio poder contribuir y ayudar a mejorar nuestra perspectiva y sobre todo ser disruptivo ante la costumbre y lo cotidiano de las malas prácticas en el liderazgo que muchos aceptamos y algunos otros toleran.

Quiero comentarles que todo lo que escribo, lo baso en recursos que he leído y a mi experiencia, por lo que les proporciono la bibliografía de referencia en cada uno de ellos.

Muchas gracias

Saludos

Bibliografía

Chanavat, A. and Ramsden, K. (2013). Mining the Metrics of Board Diversity. [e-book] Thompson Reuters.

http://share.thomsonreuters.com/pr_us/gender_diversity_whitepaper.pdf

Using Thomson Reuters ASSET4 and Datastream analysis, this paper reports on levels of board gender diversity for 4,100 public companies around the world by industry and region; policies and processes around diversity; and returns for the past 5 years.

Gender diversity and corporate performance. (2012). [e-book] Zurich: Credit Suisse Research Institute.

https://www.credit-suisse.com/newsletter/doc/gender_diversity.pdf

Forbes.com. (2011). Forbes Insights: Fostering Innovation Through a Diverse Workforce. [online]

http://www.forbes.com/forbesinsights/innovation_diversity/

Robinson, M., Pfeffer, Charles., and Buccigrossi, Joan. (2003) Business Case for Inclusion and Engagement, wetWare, Inc. Rochester, NY [online] Available at:

http://workforcediversitynetwork.com/docs/business_case_3.pdf

Nielsen, S. and Huse, M. (2010). The contribution of women on boards of directors: Going beyond the surface. Corporate Governance: An International Review, 18 (2), pp. 136-148.

Maximising women’s contribution to future economic growth. (2013). The full report – Women’s Business Council. [online] Available at:

http://womensbusinesscouncil.dcms.gov.uk/the-full-report/

Thévenon, O., Ali, N., Adema, W. and Del Pero, A. S. (2012). Effects of reducing gender gaps in education and labour force participation on economic growth in the OECD. OECD Social, Employment and Migration Working Papers, (No. 138), Available from: doi: http://dx.doi.org/10.1787/5k8xb722w928-en               

Silverstein, M. and Sayre, K. (2009). Women Want More. [online] Available at:

https://www.bcgperspectives.com/content/articles/consumer_products_marketing_sales_women_want_more_excerpt/

Ratcliffe, R. (2013). The gender gap at universities: where are all the men? [online] 29th January.

Available at:

http://www.theguardian.com/education/datablog/2013/jan/29/how-many-men-and-womenare-studying-at-my-university

OECD (2012). Closing the Gender Gap: Act Now, OECD Publishing.

http://dx.doi.org/10.1787/9789264179370-en

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.